El CGPJ impone a Hermo Costoya una sanción de 500 euros por «desconsideración»

El juez del caso Yéremi, multado por humillar a la Guardia Civil

23/01/2018

El Consejo General del Poder Judicial ha impuesto al magistrado de San Bartolomé de Tirajana Juan Manuel Hermo una sanción de 500 euros como autor de una «falta leve de desconsideración» en referencia a su trato con los guardias civiles del caso Yéremi.

El Consejo General del Poder Judicial ha aprobado la propuesta de resolución planteada por el Promotor de la Acción Disciplinaria del propio gobierno de los jueces, Ricardo Conde, y ha acordado imponer una multa de 500 euros y un apercibimiento por escrito al magistrado titular del Juzgado de Primera Instancia número 2 de San Bartolomé de Tirajana, Manuel Hermo Costoya, al considerar probado que incurrió en una falta leve de desconsideración con los miembros de la Guardia Civil que investigan la desaparición de Yéremi Vargas, confirmaron fuentes forenses.

Según las fuentes consultadas, el órgano de gobierno de los jueces españoles comunicó la semana pasada al magistrado de origen gallego la sanción por faltarle al respeto a los miembros de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil que desde hace 10 años investigan la desaparición de Yéremi Vargas en Vecindario prácticamente desde que tomó posesión del cargo, a finales del pasado 2016.

Según ha podido saber este periódico, Conde considera probado que en principio el magistrado dispensaba un trato inadecuado al equipo que se encarga habitualmente de la investigación en Gran Canaria, formado por un capitán y varios agentes de la Benemérita. Al parecer, llegó a acusarlos en sus encuentros periódicos de inventarse datos para incriminar al que hasta ahora ha sido el único sospechoso firme de la desaparición de Yéremi, Antonio Ojeda Bordón, alias el Rubio, e incluso llegó a utilizar calificativos despectivos para referirse a su trabajo como investigares.

El incidente que provocó la denuncia de la Guardia Civil ante el Consejo General del Poder Judicial se produjo en el pasado verano, cuando, ante las quejas de los investigadores, el coronel jefe de la UCO de la Guardia Civil, Manuel Sánchez Corbí, se desplazó a Gran Canaria con el ánimo de entrevistarse con Hermo Costoya para sanear la relación, y el magistrado no aceptó recibirle en su despacho. Sánchez Corbí regresó a Madrid y desde allí mantuvo una conversación telefónica con el juez en el que éste, al parecer, se mostró muy descortés.

  • 1

    ¿Es necesario que Tráfico aumente los controles de alcoholemia y drogas para prevenir los accidentes durante las navidades?

    Sí.
    No.
    Ns /Nc.
    Votar Ver Resultados