Según el magistrado, no hay ninguna prueba que permita procesar a Antonio Ojeda ‘el Rubio’

El juez archiva el ‘caso Yéremi’ al no encontrar al autor de la desaparición

27/10/2017

El juez entiende que de lo investigado hasta ahora no se desprenden indicios suficientes como para mantener a Ojeda investigado.

El magistrado titular del Juzgado de de Primera Instancia número 2 de San Bartolomé de Tirajana, Juan Manuel Hermo Costoya, notificó en la mañana de este viernes a las partes el auto que acuerda el sobreseimiento provisioal y archivo de la causa abierta contra Antonio Ojeda Bordón, alias el Rubio, por la desaparición y presunta muerte de Yéremi Vargas el 10 de marzo de 2007.

En un auto de 45 folios al que ha tenido acceso en primicia CANARIAS7, el juez apunta que los indicios recopilados hasta la fecha sobre la desaparición del niño no permiten mantener un proceso penal formal contra el hasta ahora principal sospechoso de su desaparición.

“Se puede concluir que no existen en este momento medios de prueba, siquiera indiciarios, que de un modo objetivo y razonable permitan dirigir la causa contra una persona o personas indeterminadas”, dice el auto.

“Tampoco frente a quien sería el único investigado judicialmente en este momento, Antonio Ojeda Bordón, pues los motivos que inicialmente llevaron a su imputación no dejan de ser meras afirmaciones y valoraciones subjetivas de los miembros del equipo de investigación ya esgrimidas para la investigación de sujetos en idénticos o similiares términos, que inicialmente motivaron la declaración como investigado”, agrega, “pero tras la práctica de las diligencias de investigación oportunas, no se confirmaron”.

“No existe, por tanto”, asevera el instructor, “ningún indicio de la participación de Antonio Ojeda Bordón en la desaparición investigada en las presentes actuaciones, ni de ninguna otra persona. Por lo tanto ha de acordarse el sobreseimiento provisional y archivo de la causa”.

La resolución es susceptible de recurso ante la Audiencia Provincial de Las Palmas, vía a la que seguro que recurrirá la familia de Yéremi.