Las pontonas se van por el mar

13/07/2018

Un remolcador trasladará hasta el puerto de Las Palmas de Gran Canaria las embarcaciones que restaban por extraer del fondo del muelle de Gran Tarajal. Manuel Ortega informó de todas las tareas

ETIQUETAS:

El director de Puertos Canarios, Manuel Ortega, informó sobre la marcha de los trabajos que se desarrollan en el puerto de Gran Tarajal para paliar las consecuencias del paso del temporal Emma y anunció que el traslado de las pontonas que fueron hundidas, y posteriormente extraídas del mar, se inició ayer mismo por vía marítima.

El remolcador que transportará las pontonas ya se encontraba ayer por la mañana en el muelle del sur y su destino será el centro de tratamiento de residuos situado en el puerto de Las Palmas de Gran Canaria. «Mantenemos la previsión de terminar la limpieza del puerto durante este verano. La última fase de acopio de restos y carga en barcaza o buque se hará en la parte final del muelle, y aunque es posible que estos traslados finales se culminen durante el mes de agosto, no afectará de ningún modo a las obras de restauración que se iniciarán próximamente», indicó Ortega.

De esta forma, se llevarán a cabo ambos trabajos de manera paralela sin ningún inconveniente. En concreto los trabajos de restauración de la zona, que incluyen la renovación integral del dique, de la estación de pasajeros y de la cofradía de pescadores, tampoco afectarán a la actividad de cruceros que comienza en el mes de diciembre, dejó claro ayer el responsable de Puertos Canarios. En cualquier caso, estas tareas arrancarán por la parte del dique cercana a la tierra.

Por su parte, el presidente majorero Marcial Morales, que ayer se desplazó al muelle de Gran Tarajal junto a la consejera insular de Medio Ambiente, Natalia Medina, la buena sintonía y coordinación entre el Cabildo y Puertos Canarios, así como la buena marcha de los trabajos de extracción de la maquinaria accidentada en febrero de este año por el paso del temporal Emma «conforme a los planes pactados».

«Lo peor ya ha pasado»

El director de Puertos Canarios recordó ayer que «lo peor ya ha pasado, se han extraído todas las sustancias contaminantes y únicamente resta sacar del puerto las embarcaciones ya descontaminadas».

En esta línea, aseguró Ortega, los plazos de trabajo resultantes han estado determinados por la adopción de «medidas extraordinarias de protección» para evitar cualquier accidente que pudiera provocar un daño personal o ambiental. «Se ha trabajado para obtener riesgo cero. Es un salvamento, no una obra estándar, y gran parte de las decisiones técnicas iniciales debieron adaptarse a la realidad de lo que se iba encontrando durante el rescate. La prioridad ha sido siempre evitar cualquier vertido fuera del puerto, lo que se ha conseguido».

1.800 toneladas de barcos

En cuanto a las tareas ya realizadas, se ha llevado a cabo el reflote de embarcaciones, así como la extracción de los trozos de embarcaciones que tuvieron que ser cortadas. En suma, ya se han extraído 1.800 toneladas de las embarcaciones cortadas en el agua; 120 toneladas de restos pequeños sólidos diversos; la totalidad del combustible, que suman 182.000 litros; 3.230 litros de pintura y disolventes; y 625 litros de otras sustancias.

Manuel Ortega también destacó la importancia del trabajo subacuático realizado en Gran Tarajal desde el paso del temporal Emma en febrero por el equipo de quince buzos y puntualizó que hasta el momento se han realizado 662 horas de buzo, sin contar con las horas de los buzos de la Armada, y 1.320 horas de máquina de corte de hilo de diamante, con las que se extrajeron 29 piezas.