Cuatro gabarras hundidas siguen llenas de fuel

08/03/2018

Varios tanques de combustible -al menos los de las cuatro barcazas que siguen hundidas- permanecen llenos en el fondo del muelle de Gran Tarajal. No tienen fugas pero pueden ser un peligro a la hora de reflotarlas o ante un nuevo temporal. Por eso, el objetivo prioritario es sacar todo el combustible antes de cualquier otra operación.

ETIQUETAS:

Al menos los tanques de cuatro barcazas -tanto gabarras como remolcadores- continuaban llenos de combustible y en el fondo del muelle de Gran Tarajal este miércoles, cuando se seguía con la extracción del fuel para posteriormente proceder a reflotar las embarcaciones. Además, sobre el lecho marino permanece más maquinaria cuyos depósitos también contienen combustibles y aceites. Antes de proceder al movimiento de cualquier máquina en el fondo, ya sean barcazas, retroexcavadoras, etcétera, debe garantizarse que los tanques estén vacíos para evitar nuevos escapes.

Con respecto a las cinco barcazas restantes, «una no se hundió y sigue amarrada, otra quedó varada, otra se sacó fuera del agua, otra se reflotó y otra se está reflotando», según la Consejería regional de Medio Ambiente, que, además, ha informado de que toda la maquinaria se habrá sacado del muelle «en un plazo máximo de 70 días». Asimismo, la extracción de los contaminantes «se prolongará 20 días más».

De momento, solo se han detectado grietas en una de las gabarras hundidas y, para evitar fugas, buzos de la Armada le han colocado una campana que redirige los aceites y combustibles hacia un punto de la misma para su posterior extracción; en las últimas 24 horas se han recolectado y extraído 200 litros de esa campaña. Ayer continuaban los trabajos para reflotar un remolcador grande, así como las labores para seguir sacando aceite y fuel del agua del muelle, si bien se estima que el grueso de contaminantes ya ha sido retirado.

Hay que tener en cuenta que cada vez que se realizan movimientos de maquinaria aparecen nuevas manchas. Ya se han sacado 40 toneladas de aceites del agua y, de esa cantidad, 36,5 con mantas absorbentes y el resto con métodos tradicionales de succión. También se han bombeado más de 50 toneladas de fuel directamente desde los tanques de las barcazas hacia unos depósitos en tierra. Entre las nueve embarcaciones afectadas sumaban 150.000 litros de combustible. Se desconoce qué cantidad exacta se ha vertido al muelle, puesto que el fuel se evapora con rapidez y porque el contaminante extraído está mezclado con agua salada. Pero se estima que, gracias a las barreras de contención, la mayor parte del aceite no ha salido del puerto y, por tanto, no se ha adentrado en el mar, si bien sí que en últimos días se han visto pequeñas manchas de contaminantes fuera del muelle sobre las que se aplicaron «métodos de dispersión» para evitar que llegaran a la costa.

Mapa del fondo para saber qué sacar

La Armada, con el buque Tornado, ha colaborado en el plan de emergencia aplicado sobre el muelle. Además de localizar y sellar las fugas sobre el casco de las gabarras y demás embarcaciones afectadas, los buzos de la Armada han realizado un mapeo de los elementos que se encuentran en el fondo del muelle para la elaboración de un plan de trabajo que Puertos Canarios y la Consejería de Medio Ambiente de Canarias utilizarán para su extracción. Entre lo que los buzos han detectado en el fondo destaca un elemento inesperado: peces vivos que nadaban entre las gabarras y bajo la capa de contaminación, una circunstancia que pone un punto de esperanza de cara a la restauración medioambiental del puerto. Una vez que se hayan extraído los aceites y combustibles, tanto del interior de las embarcaciones como los que se han fugado y flotan sobre el agua, se aplicará un tipo de microorganismo cuya función será la de devorar los últimos restos de combustibles que permanezcan adheridos al dique del muelle, a la arena del fondo y, en general, a las instalaciones portuarias de Gran Tarajal.

Barreras de contención para largo

En horas de la mañana de este miércoles algunos vecinos de Gran Tarajal pensaron que se estaban retirando las barreras de contención del muelle de Gran Tarajal, pero nada más lejos de la realidad. Lo que se estaba haciendo era recolocarlas, una operación que debe realizarse con cierta regularidad ya que las corrientes las mueven. Las barreras no se retirarán mientras exista riesgo de fuga de contaminantes en el muelle.

  • 1

    ¿Le parecen suficientes las sanciones que se aplican por contaminar el mar en Canarias?

    Sí.
    No.
    Ns / Nc.
    Votar Ver Resultados