Recogidas 40 toneladas de gasoil en el puerto de Gran Tarajal

05/03/2018

Los equipos que trabajan en el puerto de Gran Tarajal (Fuerteventura) han retirado ya 40 toneladas de combustible derramado por las gabarras hundidas por la borrasca Emma y han extraído de sus tanques otras 50, así como 800 litros de aceites de motores y sistemas hidráulicos.

La consejera de Seguridad del Gobierno canario, Nieves Lady Barreto, explicó en la tarde de este lunes que las labores de limpieza del puerto avanzan, con la implicación de hasta 200 personas, trabajando de forma simultánea en algunos momentos puntuales.

La mejora de las condiciones del agua en el puerto que se ha conseguido retirando el derrame con mantas absorbentes, una técnica que se utiliza por primera vez en Europa, y se está traduciendo, por ejemplo, en que vuelven a verse peces en los fondos de los muelles, como han comprobado hoy los buzos de la Armada.

Para la consejera, ello indica que las labores de limpieza están surtiendo efecto y que se puede confiar en que "se podrá regenerar en el menor tiempo posible la vida normal en la zona".

En estos momentos, en el puerto de Gran Tarajal sigue habiendo cuatro gabarras hundidas, otra que ha sido extraída del agua, una que ha sido reflotada, otra que está en curso de serlo y otra más que se salvó del embate de las olas y no rompió sus amarres.

Además, se ha izado del fondo del agua maquinaria pesada que se fue a pique con la gabarras, como una retroexcavadora.

La consejera ha precisado que los buzos no han detectado nuevas fugas de combustible de las embarcaciones hundidas.

El único escape observado hasta el momento está ya bajo control, ya que se ha colocado sobre él una campana que recogerá cualquier cantidad de combustible que se pueda filtrar.

Recogidas 40 toneladas de gasoil en el puerto de Gran Tarajal

En cuanto a la contaminación depositada en los fondos del puerto, los buzos de la Armada han grabado imágenes que permitirán planificar los trabajos de retirada, en los que se va a contar con dos expertos que trabajaron en su día con el petrolero Prestige.

Por la mañana, al término de la reunión semanal que celebra el Gobierno canario en Las Palmas de Gran Canaria, la consejera Barreto había indicado que se desconoce la cantidad exacta de combustible vertido, pues, aunque había un total de 150 toneladas en las embarcaciones hundidas, no se sabe cuánto ha salido al exterior.

La colocación estos días de barreras de contención han permitido mantener la mayor parte del derrame dentro de los márgenes del muelle y las manchas de gasóleo salidas al mar se han disuelto gracias a la labor de dispersión de las embarcaciones de Salvamento Marítimo, de la Armada y de voluntarios, sin que hayan llegado a la costa.

En paralelo, se han tomado muestras de agua y sedimentos de todo el ámbito afectado que serán analizadas por la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (ULPGC) y en un laboratorio externo en Holanda, que esta homologado para el análisis de hidrocarburos, todos ellos coordinados y supervisados por el Servicio de Medioambiente de la Guardia Civil (Seprona).

El doctor Jesús Cisneros, que ya dirigió las labores tras el hundimiento del Prestige, será el responsable de los aspectos medioambientales del operativo.

Con los resultados de las analíticas se realizará un estudio de la incidencia y se elaborará un cultivo de microorganismos especifico, orientado exclusivamente a degradar esta mezcla precisa de hidrocarburos. Es la primera vez que este sistema de va a aplicar a gran escala.