«Seguiremos hasta que se reabra»

09/09/2018

La segunda manifestación en contra del cierre de la carretera de las Dunas concentró ayer por la noche en Corralejo en torno a unas 400 personas, según la asociación de vecinos de Parque Holandés

No al cierre de las Dunas, queremos disfrutarlas, cuidarlas de verdad». El estribillo de la canción compuesta por Oscar Cush sonó anoche durante la segunda concentración convocada por la asociación de vecinos de Parque Holandés y La Caleta, esta vez en la plaza Patricio Calero de Corralejo. El mismo eslogan se leía en las camisetas que vendía a seis euros la organización de la manifestación que secundaron unas 400 personas, según el colectivo vecinal, más Antonio Hormiga, presidente de Asofuer; el Partido Popular representado entre otros por el presidente insular Fernando Enseñat y la diputada nacional Celia Albert;, y Nueva Canarias, con el presidente y consejero insular Alejandro Jorge y Oliver González, concejal del Ayuntamiento de La Oliva.

La prohibición de no circular vehículos durante dos meses por los doce kilómetros más famosos y polémicos del verano en Fuerteventura, entre las rotondas de Parque Holandés por el sur y de los hoteles Oliva Beach y Tres Islas por el norte, ha dejado aislado a esta localidad, según su asociación de vecinos. A lo que su presidenta Elena H. Ghazale añade que los estudios científicos confirman que la vía, que atraviesa el parque natural de las Dunas de Corralejo, «no es el principal factor de la desaparición de la arena sino que es el mamotreto de los antiguos apartamentos Las Agujas, los hoteles y algunas construcciones más, tal y como dice el estudio elaborado por el Cabildo de Fuerteventura e Ignacio Alonso Bilbao, profesor titular de Biología Marinade la ULPGC».

Así mismo los vecinos entienden que el cierre de la FV-104 a su paso por el espacio protegido no conseguirá el objetivo de cuidar las dunas, «sin embargo regulando y manteniendo su acceso sí».

Once años esperando

Gazhale, en su discurso de ayer en Corralejo, trajo a colación también que todos los parques naturales de España tiene un acceso por carretera, por tanto «no seamos la excepción».

Además de exigir la modificación del Plan Rector de Uso y Gestión (PRUG) de este parque natural para impedir el cierre total de la vía, la asociación de vecinos de Parque Holandés y La Caleta clama por un enlace con la autovía Corralejo-La Caldereta «que llevamos pidiendo once años y que nunca se hace realidad». Estas demandas vecinales las trasladarán al pleno del Cabildo el PP y NC, puesto que la primera institución majorera es la titular de la vía, «para así aunar fuerzas y entre todos salvar a las Dunas y su acceso. Vamos a seguir hasta que se reabra la carretera».

«El tapón en Corralejo»

Una de las vecinas de Parque Holandés es Mari Carmen Cabrera, abogada que reconoce que la mayor parte de su trabajo transcurre en Puerto del Rosario, pero que también tiene clientes en Corralejo. «Y desde que se cerró la carretera, tengo que soportar el tapón de vehículos que se monta por las mañanas y a veces a todas horas en el acceso a Corralejo». Según las cuentas de estos ciudadanos, el cierre les obliga a hacer 30 kilómetros más al día para llegar a la localidad turística donde muchos trabajan o van a hacer gestiones. A algunos les supone levantarse media hora antes, como comentaban ayer algunos.

Desde el 10 de agosto hasta el 6 de octubre, la FV-104 permanece sin circulación por la realización de un estudio de impacto del Cabildo y por el rodaje de Wonder Woman 1984, la superproducción de la Warner Bros. El cierre definitivo de la vía es uno de los condicionantes de la obra de la autovía, previsto para 2019.