El guirre se maquilla bañándose en barro

19/05/2017

El guirre se baña en barro con el fin de colorearse o maquillarse, como ya sucede con otras especies de aves. Lo confirma la filmación del investigador belga Thijs van Overveld, de la Estación Biológica de Doñana (CSIC), que ha convertido a la subespecie en casi una estrella mediática.

Puerto del Rosario

Las primeras imágenes del baño en barro rojo de un guirre majorero han dado la vuelta al mundo. La Estación Biológica de Doñana, dependiente del Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), es la responsable del estudio y la filmación que confirman la sospecha inicial de que la subespecie endémica de Fuerteventura «se maquilla activamente» como otras especies, como por ejemplo el quebrantahuesos, su pariente evolutivo; o los flamencos, más alejados evolutivamente y se colorean por otros métodos.

Thijs van Overveld, Manuel de la Riva y José Antonio Donázar, todos investigadores del CSIC, son los autores del experimento publicado inicialmente en The scientific naturalist, revista científica especializada, y del que se ha hecho eco hasta el Dailymail, entre otros periódicos y publicaciones. Van Overveld es un investigador belga especializado en Ecología del Comportamiento que atinó con la manera de explicar por qué muchos guirres majoreros tenían el plumaje muy rojo, cuando habitualmente es blanco. «Empezamos a sospechar que se maquillaban activamente, esto es que ellos mismos se bañaran buscando adquirir ese color rojizo», señala Donázar, responsable del CSIC en el plan de recuperación y seguimiento de esta subespecie.

Otras especies también buscan conseguir ese tono rojo a través de la ingestión de diatometeas (algas microscópicas) en el caso de los flamencos. Más cerca del guirre majorero en la escala evolutiva se sitúa el quebrantahuesos que se baña en barro. Por eso, los tres científicos empezaron a preguntarse si el alimoche majorero podía estar buscando ese maquillaje para ponerse rojo.

Overveld dio con la forma de responder a este dilema a través de un experimento que consistió en disponer unas vasijas con agua y barro. Los guirres respondieron bañándose y embarrándose bien.

LA INCÓGNITA DEL SIGNIFICADO

Menos claro está el significado de este baño de fango. «Suponemos que debe relacionarse con la transmisión de algún tipo de información, probablemente información social. De alguna manera, los pájaros con el plumaje más rojo están indicando a sus congéneres algún tipo de dato que por ahora solo podemos especular: o de status, o relacionado con la formación de pareja, etc», baraja Donázar. La conclusión queda, en cualquier caso, «para más adelante».

De la repercusión mediática del baño de barro de los guirres, los primeros sorprendidos han sido los propios investigadores del CSIC.