Se busca oxígeno para cerrar el año

21/12/2018

Partido con sabor a última oportunidad para una UD que encarrila ya ocho jornadas sin conocer la victoria y que no lo hace fuera de casa desde el 16 de septiembre. Hay prisas y Paco Herrera, con dos puntos de 12 posibles, lo tiene claro

Se acaba el 2018 para la UD y lo hace con las mismas urgencias con las que empezó. A Las Palmas se le están atragantando los triunfos y ya son ocho encuentros consecutivos sin masticar el dulce sabor de salir victoriosos. En un año para olvidar, descenso e infinidad de jugadores por medio, la escuadra grancanaria tiene la oportunidad de cambiar la dinámica. Todo el vestuario es consciente de la situación y, tras mejorar la imagen en el derbi canario ante el eterno rival, robo incluido, los futbolistas quieren demostrar que los dos pasos hacia adelante –en cuanto a juego, porque ya todos saben cómo acabó la película el otro día– fueron reales. Solo vale la victoria en Córdoba y a eso va la Unión Deportiva. Ya lo dejó claro Herrera antes de partir a tierras andaluzas: «Tenemos que demostrar esa mejoría en números». Alto y claro el preparador catalán, que no huyó de necesidades ni de urgencias. Es «vital», catalogó el preparador, que sabe que el choque en el Nuevo Arcángel puede ser un plus anímico para los suyos o el último paseo funesto hacia el infierno.

Y, sin lograr vencer a domicilio desde el pasado 16 de septiembre –donde se derrotó al Extremadura por 1-2 con un jugador menos–, habrá que mejorar en todos los aspectos. Más cuando el Córdoba se juega la vida misma. Los andaluces son penúltimos en la tabla clasificatoria. Eso sí, están más pendientes de la posible venta del club que de sus propias penurias sobre el terreno de juego. El desánimo de la grada y la propia inercia del cuadro califa invitan al optimismo grancanario. Y, por si creen en las casualidades o cosas del destino, el último enfrentamiento que se saldó con triunfo para los blanquiverdes también ante el Extremadura, hace ya seis jornadas.

Las peleas son distintas, pero la importancia del duelo es capital. Mientras los cordobeses se juegan acercarse a la permanencia, Las Palmas busca oxígeno que le haga aguantar en la maratón por el ascenso. Falta le hace ese aire a los pulmones amarillos que, luego de tantos tropiezos en lo que va de 2018, ya siente como se asfixian.

Con todo, el buen hacer de la UD el domingo pasado en el clásico canario invita al optimismo. Se vio a un equipo con fútbol, mordiente e ideas. Las alas fueron un regalo para las opciones amarillas y Herrera ya encontró la receta para sacar los partidos hacia adelante.

Es por ello que se espera un once bastante similar esta tarde en tierras andaluzas. Sin lugar a dudas, Raúl Fernández tratará de dejar su portería imbatida. Será ahí donde aumenten de manera exponencial las posibilidades de reencontrarse con el triunfo. Por delante, línea de cuatro hombres. A la derecha, el incombustible Álvaro Lemos, que se ha convertido en uno de los jugadores más regulares en lo que va de curso. Por la izquierda, Dani Castellano. Cala y David García salvaguardarán el fuerte e intentarán frenar los ataques blanquiverdes. Por delante, dos pivotes y dos extremos bien abiertos. En la sala de máquinas repetirán, salvo sorpresa, David Timor, que mejoró bastante ante el Tenerife, y Ruiz de Galarreta. Por el carril diestro, y en busca de la profundidad, Fidel Chaves. El onubense, que sabe lo que es golear en tierras de califas, pues defendió la elástica del Córdoba, llegará tremendamente motivado al enfrentamiento. Por la otra banda, Blum. El extremo alemán es un cohete que no quiera desaprovechar Herrera, como ya hiciera Manolo Jiménez durante todo el tiempo que estuvo en la isla. Arriba, con Sergio Araujo como indiscutible y estandarte, Rubén Castro y Rafa Mir pugnan por la plaza restante. No descarten el ariete murciano. Bastante ostracismo ha sufrido ya estas últimas semanas.

Enfrente, un Córdoba que es una auténtica montaña rusa y que, sin duda, puede ser la víctima perfecta para el resurgir de la Unión Deportiva. Pero para ello habrá que pasar por encima de Aythami Artiles, capitán y jefe de la escuadra andaluza desde su llegada. El zaguero de Arguineguín ha encontrado su sitio. En menos de un año, y teniendo en cuenta que su misión es defender, colecciona ya ocho tantos en su haber.

Tendrá que sudar sangre Las Palmas para hacerse con una victoria que tiene que llegar de una vez por todas. No se puede permitir acabar el año sin lograrla...

  • 1

    ¿Cree que se debería haber suspendido el encuentro de la UD frente al Huesca?

    Si
    No
    Ns / Nc
    Votar Ver Resultados