Borrar
Vea la portada de CANARIAS7 de este miércoles 24 de julio
Courtois, abatido tras el gol en propia puerta de Varane.

Ver fotos

Courtois, abatido tras el gol en propia puerta de Varane. Juan Medina (Reuters)
Grupo B | Jornada 1

El Madrid se desangra a las puertas del clásico

El equipo de Zidane dilapida la primera parte ante el Shakhtar y se pone cuesta arriba la fase de grupos pese a su arrebato de orgullo tras el descanso

Óscar Bellot

Madrid

Miércoles, 21 de octubre 2020, 07:17

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Golpeado por la alarmante derrota ante el Cádiz del pasado fin de semana que desnudó sus carencias y con un clásico a las puertas, el Real Madrid busca rehabilitarse y reconciliarse con la Champions. La competición que tiene a los blancos por reyes indiscutidos con trece conquistas les ha sido esquiva las dos últimas temporadas, con sendas eliminaciones prematuras que amargaron a un equipo que venía de tocar el cielo con tres 'orejonas' consecutivas y cuatro en cinco años, pero al que ha vuelto a asaltar el fantasma de aquella maldición de octavos que le acechó entre 2005 y 2010.

Porque el torneo ha sido un auténtico tormento para el conjunto de Chamartín desde la final de Kiev. Sufrió con Julen Lopetegui a los mandos en el curso 2018-2019 tras un inicio fulgurante contra la Roma y terminó abdicando del trono que ocupó durante más de mil días ya con Santiago Solari como timonel y el Ajax de Ámsterdam como verdugo la noche en que Sergio Ramos grababa su documental en el palco.

No le fue mejor la campaña siguiente, cuando Zinedine Zidane perdió su condición de talismán completando un periplo que nació torcido. Cayó con estrépito frente al PSG en su estreno en el Parque de los Príncipes, padeció una noche de Brujas en el Santiago Bernabéu que le puso contra las cuerdas y salvó el pellejo en Estambul cuando arreciaba la tormenta sobre el preparador, antes de finalizar como segundo de grupo y condenarse a una cita con el temible Manchester City. La escuadra de Pep Guardiola terminó dándole la puntilla en el Etihad tras el parón por la pandemia del coronavirus y retrató las deficiencias de un cuadro al que le falta, desde la marcha de Cristiano Ronaldo, un goleador consumado que sirva como puñal en el continente.

A esa esfera regresa el bloque de Zidane, muy tocado por su primera derrota liguera y, sobre todo, por la pésima imagen que ofreció frente al Cádiz un equipo al que las rotaciones del técnico despojaron de energía y en el que primó la desidia. «Todos nos merecemos la crítica del otro día, yo el primero, no solo los jugadores que luchan, lo intentan y a veces no salen las cosas», asumió el marsellés antes de prometer que intentarán «cambiar la dinámica» contra el Shakhtar Donetsk, en una semana que adquiere ya carácter trascendental pese a que la temporada esté dando todavía sus primeros pasos y que afronta el Real Madrid con cierta sensación de 'déjà vu' respecto a aquella otra vivida hace justo hace un año tras la debacle de Son Moix.

Como entonces, también con un duelo con el Barça a la vuelta de la esquina que terminó siendo aplazado a diciembre por la convulsa situación que atravesaba Cataluña, el Real Madrid confía en que su competición fetiche opere de nuevo como punto de inflexión sumando los tres puntos frente al Shakhtar, el rival a priori más débil de ese grupo trampa que completan Inter de Milán y Borussia Mönchengladbach.

La vida sin Ramos

Para ello tendrá que recuperar la actitud e intensidad que le faltaron hace cuatro días en Valdebebas y que motivó una charla del preparador con sus pupilos para hacer examen de conciencia. «Esta plantilla siempre ha demostrado en momentos complicados que es buena», proclamó Zidane, que sacó la cara por futbolistas bajo sospecha como Isco, Marcelo o Lucas Vázquez.

Ninguno de ellos será sin embargo titular este miércoles en un bloque que contará con las bajas por lesión de Odriozola, Carvajal, Hazard, Odegaard y Sergio Ramos. Especialmente sensible la de este último, cuyas ausencias han coincidido con algunas de las peores derrotas recientes del Real Madrid en la Champions. El capitán volvió a sentir molestias en su rodilla izquierda y Zidane prefirió reservarlo para el clásico, lo que dejará a Militao como socio en el eje de la zaga de Varane. Una pareja que ya naufragó en agosto frente al City. A la medular regresarán Casemiro y Valverde, cuya energía y contundencia echó tanto de menos el Real Madrid en la infausta primera parte que completó frente al Cádiz. Arriba, un sorprendente tridente con Asensio, Rodrygo y Jovic.

Campeón de nueve de las diez últimas ligas ucranianas, el Shakhtar Donetsk se presentará en el Alfredo Di Stéfano muy diezmado. La covid-19 ha hecho estragos en la plantilla que tutela el portugués Luis Castro. Hasta once futbolistas padecieron sus efectos, incluyendo a pesos pesados como el portero Pyatov, el mediocentro Stepanenko o los brasileños Taison, Patrick y Moraes. «El Shakhtar tiene jugadores muy fuertes, de mucha calidad, pero llegamos tocados por esto de la covid», reconoce el preparador luso. Tampoco le favorecen los antecedentes, con un 4-0 y un 3-4 para los blancos cuando ambos equipos se midieron en la fase de grupos de la Champions 2015-2016, pero pese a ello no renuncia a dar la sorpresa.

Al Real Madrid

Dicen que los experimentos se hacen con gaseosa. Zidane los realizó ni más ni menos que con el vino de la máxima competición de clubes. Desplazó a Mendy al costado derecho y prescindió del intocable Benzema para darle a Jovic otra oportunidad de remontar el vuelo. Reclutó también a Rodrygo, quien sabe si un signo de que Vinicius será el elegido en el clásico.

Porque los blancos saltaron al pasto

Real Madrid

Courtois, Mendy, Varane, Militao, Marcelo, Casemiro, Valverde, Modric (Kroos, min. 70), Rodrygo (Benzema, min. 46), Jovic (Vinicius, min. 59) y Asensio.

2

-

3

Shakhtar Donetsk

Trubin, Kornienko, Bondar, Khocholava, Dodo, Marcos Antonio (Viunnyk, min. 94), Maycon, Tete, Solomon (Vitao, min. 91, Marlos y Dentinho (Sudakov, min. 86).

  • Goles: 0-1: min. 29, Tete. 0-2: min. 33, Varane, en propia puerta. 0-3: min. 42, Solomon. 1-3: min. 54, Modric. 2-3: min. 59, Vinicius.

  • Árbitro: Srdjan Jovanovic (Serbia). Amonestó a Kornienko, Asensio, Bondar y Militao.

  • Incidencias: Partido de la jornada 1 del Grupo B de la Liga de Campeones, disputado en el estadio Alfredo Di Stéfano a puerta cerrada.

La inclusión de Valverde y Casemiro debía suponer un chute de energía, pero la presión volvió a ser descoordinada.

Solo la ausencia de público aliviaba el campeón español, que de otro modo habría sentido la respuesta iracunda de la grada. Ni amago de rebeldía en el Real Madrid. El puente levadizo estaba bajado y Tete asaltó de nuevo una fortaleza que se desmoronaba. Rechazó Courtois su latigazo, pero

El Madrid era un solar en defensa sin Ramos y un páramo en ataque,

Noticia Relacionada

Sin piernas, a los blancos les quedaba el orgullo y el bajón físico de un rival mermado.

Dos goles en cinco minutos y media hora por delante. Todo un mundo. Pero el Real Madrid soltó a su presa para bajar pulsaciones y se quedó a unos metros de la orilla. Llegó a marcar Valverde el tercero, pero Vinicius, en fuera de juego, interfería en la visión del portero y el VAR anuló lo que habría sido un empate injusto.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios