Motivos para quitarle las escuelas infantiles a Ralons

Pepa Luzardo señala que se puede rescatar el servicio porque la empresa no gasta los 201.000 euros en mantenimiento ni ofrece a los padres el horario extensivo al que están obligados, condiciones registradas en el contrato que va a cumplir en agosto una década.

David Ojeda
DAVID OJEDA

El Partido Popular exigirá en el pleno el rescate de las escuelas infantiles municipales de Las Palmas de Gran Canaria, en manos por concesión administrativa de la empresa Ralons, y en una situación conflictiva por la huelga que las trabajadoras están realizando estos días por los constantes impagos que sufren. Los populares, como señaló su portavoz municipal Pepa Luzardo, subraya que hay argumentos que fundamentan la posibilidad de que el Ayuntamiento ejecute el rescate.

Luzardo, en comparecencia ante los medios, significó que «este contrato le fue adjudicado hace diez años a Ralons con Jerónimo Saavedra como alcalde. Un contrato de 4,9 millones de euros al año en el que la empresa debía garantizar una inversión de 201.000 euros anuales en mantenimiento y garantizar el horario extendido para los padres que lo solicitaran. El Ayuntamiento debe garantizar que se ha hecho esa inversión mientras que el horario extendido me consta que no se le ha dado a ni un solo niño», señaló.

La representante de la formación conservadora significó que «lo más importante en este tema son los más de 200 trabajadores y los 1.241 niños que están sufriendo con esta situación, por lo que se debe proceder al rescate de emergencia. Es lamentable que el alcalde Augusto Hidalgo trate el asunto cuando un simple problema de la empresa como si el tema no fuera con él».

La edil de los populares entiende que el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria ya juega con el tiempo en contra. «Creemos que se debe tener ya listo un pliego de rescate para otorgar la concesión a una nueva empresa. Y evitar que Ralons amplíe unilateralmente el servicio por dos años más, cuando hay elementos más que justificados para abordar la situación antes de que se acabe el contrato en agosto. Lo que es inaceptable es que en esta situación, que se conoce ya hace mucho tiempo que existe, la concejala de Educación haya encargado ahora que se empiecen a desarrollar un pliego», dijo la edil.

Pepa Luzardo sí que tiene claro que el servicio no debe volver a remunicipalizarse –el servicio se privatizó durante un gobierno del Partido Popular– pero defiende que el Ayuntamiento tiene otras herramientas más efectivas que ignora. «Lo que no tenía que haber hecho este gobierno del PSOE es acabar con el cheque escolar, que es más efectivo que construir cinco escuelas como hicieron. Para que los niños puedan estar mejor», indicó.