Sigue la huelga en las escuelas infantiles

    Cargando reproductor ...
29/01/2020

La asamblea de trabajadoras pacta continuar con su hoja de ruta tras el encuentro con Lourdes Armas, concejala de Educación, pese a que el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria se comprometió a buscar fórmulas para evitar que Ralons mantenga el servicio.

La huelga de las trabajadoras de las Escuelas Infantiles Municipales de Las Palmas de Gran Canaria sigue su hoja de ruta. Así se decidió en una asamblea que sucedió tras el encuentro de los representantes sindicales con Lourdes Armas, concejala de Educación, y su equipo de técnicos.

La motivación fundamental es que «no se cuentan con las garantías suficientes de que la situación cambie» a través del Ayuntamiento de la capital tras una conversación que se produjo durante tres horas. En ese cónclave, Armas informó de que el gobierno municipal está trabajando todas las posibilidades jurídicas a su alcance para evitar que Ralons, concesionaria del servicio hace una década, continúe al frente. Este hecho ya ha se ha puesto de manifiesto en otros servicios que el Ayuntamiento había dejado en manos de esta empresa desde la época de Jerónimo Saavedra como alcalde la ciudad.

Sigue la huelga en las escuelas infantiles

La concejala de Educación señaló en la reunión que el nuevo pliego en el que se está trabajando quiere evitar que Ralons ejecute la opción de la que dispone por contrato para ampliar por dos años más la concesión. Además, el estado de preconcurso en el que se encuentra en la empresa activa otros resortes, ya que Armas garantizó que si se oficializa el proceso concursal en los próximos días el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria eliminará de inmediato su vínculo concursal con la empresa.

Sin embargo, la asamblea posterior a la reunión opta por el momento por mantener las acciones previstas inicialmente. Se mantienen los paros del 50% del personal este miércoles y el viernes, además de que en el pleno municipal del próximo viernes, en el que el Ayuntamiento pretende aprobar su presupuesto para el año en curso, se convoca una protesta ante las Casas Consistoriales de Santa Ana.

Los representantes laborales entendieron como un avance que la concejala de Educación accediera a sentarse con ellos, pero lo consideran insuficiente garantía de que las cosas vayan a cambiar. Tampoco entienden cómo el próximo pliegue del concurso ha comenzado a redactarse ahora cuando las denuncias por los impagos de Ralons llevan mucho tiempo produciéndose.

Los representantes laborales no ven garantías de éxito

En cualquier caso, además de la más que presumible extinción del servicio para Ralons, el Ayuntamiento se comprometió a estar vigilante y a garantizar que la empresa no vuelva a demorarse en el pago de las nóminas y en los problemas de liquidez para comprar el material necesario para atender a los once centros y más de 1.200 niños de la capital que utilizan el servicio.

Tras las movilizaciones de este semana, el martes de la próxima volverá a celebrarse una asamblea en la que se decidirán los próximos movimientos, en los que está encima de la mesa un paro total.

Petición de los padres.

Los padres que utilizan los servicios de las once escuelas infantiles municipales afectadas por los impagos al personal de Ralons han mostrado durante los últimos días su apoyo a las trabajadoras del servicio. Hasta el punto de presentar el pasado lunes un escrito en el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria en el que acusaban al consistorio de una «preocupante inacción».

El texto va acompañado de 40 páginas de firmas de padres, que se muestran muy críticos con la situación. «La gravedad de los hechos acaecidos en los últimos meses en los servicios dentro de las propias escuelas, con la aquiescencia del propio Ayuntamiento al que nos dirigimos o con la falta de actividad del mismo, ha propiciado el corte de suministro de agua en alguna escuela infantil, el recorte de personal en dichos centros existiendo aulas que no disponen de auxiliares para apoyar a los docentes, o incluso el cambio repentino de catering sin aviso alguno a las familias», señalan en un párrafo del documento.

La motivación última del escrito es solicitar al Ayuntamiento que «se acuerde la concesión provisional del servicio a otra empresa por el reiterado incumplimiento de Ralons», en consonancia con lo que piden las trabajadoras.

Queja del Diputado.

El Diputado del Común ha abierto una queja de oficio con la que pretende investigar si el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria piensa rescatar el servicio de Ralons ante los incumplimientos de la empresa y, además, si en ese procedimiento el gobierno de la ciudad va a subrogar a las trabajadoras que actualmente se encuentran desempeñando el servicio en complicadas circunstancias.