Huelga en las escuelas infantiles municipales

15/01/2020

Los trabajadores aprueban en una asamblea la convocatoria de Intersindical Canaria ante los impagos de Ralons y la inacción del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, al que solicitan que vuelva a municipalizar un servicio en manos privadas hace más de dos décadas.

Los trabajadores de las Escuelas Municipales de Educación Infantil aprobaron en una asamblea que contó con la presencia de un centenar de trabajadores la convocatoria de huelga, promovida por Intersindical Canaria, ante la situación complicada que se encuentran. Los reiterados impagos de Ralons, la empresa que tiene la concesión pública del servicio, y la inacción del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria en el conflicto, han sido los motivos por los que se llevarán adelante los paros.

Fuentes presentes en la asamblea manifestaron que los paros se van a producir de forma intermitente los miércoles 22 y 28 y los viernes 24 y 30 del presente mes. El horario será el del comienzo de la jornada laboral, ya que la realizarán entre las 08.15 y las 10.00 horas cada día.

La situación se considera insostenible. Durante muchísimos años, aseguran, se han enfrentado a los constantes impagos de Ralons, siendo el último el del mes de diciembre, cobrando sus nóminas correspondientes el pasado día 13. Ese hecho se ha visto agravado porque manifiestan, a su vez, que la falta de recursos por parte de la empresa de la que depende la gestión del servicio ha provocado que los proveedores ya no les entreguen el material necesario para atender a los once centros y los 1.200 niños incluidos en el circuito municipal. También, cuentan, se han topado con numerosos cortes de agua en los centros al no tener al día los recibos.

La situación afecta a once centros y 1.200 niños

Desde Intersindical Canaria no entienden como el Ayuntamiento que gobierna Augusto Hidalgo no ha tomado medidas para solventar esta situación que viene siendo denunciada desde hace mucho tiempo. «Hace 20 años el Partido Popular tomó la decisión de privatizar este servicio que debió permanecer en manos públicas. El tripartito, que se dice progresista, que gobierna la ciudad está ante una oportunidad de oro para dejar de mantener en manos privadas este asunto y remunicipalizar el servicio», comentó César Merino, responsable de acción sindical de Intersindical.

La situación judicial de Ralons, «oficiosamente en concurso», genera en palabras de los representantes de los trabajadores una situación de incertidumbre.

Ante este escenario, se espera que el Ayuntamiento vuelva a retomar la situación y la encarrile. «La concesión a Ralons está próxima a extinguirse, de hecho ya no deberían estar para el comienzo del próximo curso escolar. La empresa tiene la opción de prorrogar durante dos años el servicio, pero no quiero pensar que en la situación en la que se encuentra Ralons se vaya a permitir la temeridad de que eso suceda», señaló Merino.