Consideran «probable» que el cuerpo esté oculto en el interior de la Isla

La Policía: Miguel se burlaba mientras buscaban a Juani

09/06/2017

Miguel Ramos, el sospechoso de la muerte de Juani Ramos en agosto de 2016, exteriorizó expresiones de «burla, orgullo y soberbia» mientras presenciaba la búsqueda del cuerpo durante la reconstrucción de los hechos en la zona de El Guincho. Así se detalla en un informe preliminar realizado por la Unidad Central de Inteligencia Criminal de la Policía Judicial.

Fue durante la reconstrucción de los hechos que se realizó el día 13 de septiembre de 2016, cuando Miguel Ramos –que estaba detenido por aquel entonces– decía no tener nada que ver con la desaparición de su expareja en presencia de la magistrada titular del Juzgado de Violencia sobre la Mujer número 2 de Las Palmas de Gran Canaria Auxiliadora Díaz, el fiscal, los abogados de la acusación y defensa y un equipo de la Unidad Central de Inteligencia Criminal de la Policía Judicial especialista en el análisis de la conducta.

Este equipo llegado desde Madrid y que ha participado en las investigaciones de casos como los de Bretón, Marta del Castillo, el pederasta de Ciudad Lineal o la peregrina asesinada Denise Thiem, remitió al juzgado un informe provisional en el que concluyen que presuntamente el cuerpo de la desaparecida está oculto en tierra y no fue lanzado al mar como se pensaba en principio.

Según este documento provisional realizado por los investigadores de la Policía Judicial, el día de la diligencia de reconstrucción de hechos, en el lugar donde según el informe de Unidad de Informática y Comunicaciones, se posicionaban los teléfonos del investigado y de Juani Ramos antes de su desaparición, Miguel Ramos exteriorizó expresiones de «burla, orgullo, soberbia...» ante las preguntas de la magistrada Auxiliadora Díaz. Además, los especialistas en el análisis de la conducta consideran que el acusado no exteriorizó «indicadores no verbales de miedo o tensión» ante la posibilidad de que esa zona de acantilados de El Guincho pudiera ser el lugar donde hubiera hecho desaparecer presuntamente el cuerpo de Juani Ramos, por lo que «se considera probable que el cuerpo puede estar oculto en el interior de la Isla», reza este informe policial.

Esta conclusión fue la que motivó la búsqueda por tierra que realizó la pasada semana un equipo de la Unidad Militar de Emergencias (UME) y los investigadores de la unidad de homicidios.

El documento tiene carácter provisional puesto será completado con el informe policial respecto a la declaración realizada por el acusado el pasado 4 de abril, en la que también estuvieron presentes los miembros de la Sección de Análisis de Conducta, adscrita a la Unidad Central de Inteligencia Criminal de la Comisaría General de Policía Judicial.