Ratifican ante el juez su informe de geolocalización de los móviles

Miguel nunca devolvió a Juani Ramos a su domicilio, según la policía

26/05/2017

Agentes especializados de la Policía Nacional desmontaron este jueves la coartada de Miguel Ramos, el sospechoso del asesinato de su expareja Juani Ramos. Ratificaron ante el juez el informe de geolocalización de los móviles que determina que el investigado nunca regresó a La Paterna para dejar a la desaparecida en su casa como declaró.

Dos agentes pertenecientes a la Unidad de Informática y Comunicaciones de la Policía Nacional se desplazaron desde Madrid para declarar ante la magistrada del Juzgado de Violencia de Género nº 2 de Las Palmas de Gran Canaria, Auxiliadora Díaz.

Estos especialistas, que pertenecen a un grupo de élite de la policía que utilizan el moderno Sistema de Interceptación de las Telecomunicaciones (Sitel) para rastrear tanto llamadas como la localización de los teléfonos móviles en investigaciones criminales, se ratificaron en el informe que consta ya en el sumario y que desdice por completo la versión dada por el acusado desde su primera declaración.

Hay que recordar que Miguel Ramos, único sospechoso de la desaparición y muerte de su expareja y en situación de libertad con cargos, dijo en primera instancia que había ido a dar un paseo con ella la noche del 20 de agosto a Las Torres y luego la devolvió a su casa sobre las 00.30 horas. Días después varió esta versión y añadió que fueron a la costa norte de la Isla, para parar luego en el barranco de Moya y posteriormente, dirigirse a la casa de Juani Ramos en La Paterna.

Pues según el informe de geolocalización de los móviles ratificado ante el juez por los agentes, se demuestra que Miguel Ramos nunca volvió a la capital. De manera cronológica sitúa la señal de ambos desde las 21.39 hasta las 22.10 en la zona de La Paterna –donde vivía la víctima–. Luego, entre las 22.27 y 23.35 los dos coinciden nuevamente en la zona de Bañaderos hacia el oeste. Es en ese momento cuando los dos terminales no siguen la misma pauta: a partir de las 23.26 hasta las 02.56 del 21 de agosto, el móvil de la desaparecida se sitúa en la zona de Bañaderos y deja de emitir señales, mientras que el teléfono de Miguel Ramos sigue conectado de manera ininterrumpida. El informe concluye que entre las 23.40 y las 00.40 horas estuvo el investigado en las zonas comprendidas entre Bañaderos y El Guincho y entre las 01.14 y las 05.00 horas hay conexiones en las antenas que dan cobertura a la zona de Bañaderos, donde vive el sospechoso.

En la declaración ante la magistrada, los investigadores se mostraron concluyentes en sus aseveraciones y admitieron con rotundidad que en ningún caso es compatible la versión dada por el acusado con las señales de los teléfonos móviles suyo y de la víctima.

Datos a tener en cuenta.

La unidad encargada del estudio es la que ha llevado investigaciones del calado del asesino de Cuenca Sergio Morate, el pederasta de Ciudad Lineal, el caso de José Bretón o de Marta del Castillo. Por otra parte, la investigación aún está a la espera de que se puedan comenzar los trabajos de rastreo para hallar el cuerpo de Juani Ramos en el norte de Gran Canaria. La Unidad Militar de Emergencia (UME) sigue pendiente de un trámite administrativo para iniciar los trabajos. Ya tienen planificadas las zonas de actuación que se centran cerca de la costa.