Sanidad

Urgencias del Negrín, al límite

08/03/2018

Los pasillos del servicio de Urgencias del Hospital Doctor Negrín volvieron a llenarse con pacientes este miércoles, incluso el de emergencias. Hasta las 15.00 horas los facultativos habían atendido a más de 140 pacientes.

ETIQUETAS:

La historia se repite para desesperación de pacientes y familiares. El servicio de Urgencias del Hospital Doctor Negrín rozó el colapso este miércoles por la avalancha de pacientes y la falta de medios técnicos y de personal. La situación llegó hasta tal punto que se tuvo que volver a ocupar los pasillos para atender a los pacientes, incluso el de emergencias con el peligro de seguridad que ello conlleva.

Los profesionales habían atendido hasta primera hora de la tarde a más de 140 pacientes, con la presión laboral que ello exige para el mejor cuidado de las personas. La situación fue tal que se tuvo que atender a una persona que requiere aislamiento en mitad de los pasillos, compartiendo espacio con otros personas con menos gravedad.

Urgencias del Negrín, al límite
También el Insular

En una situación parecida está el servicio de Urgencias del hospital insular. Como apuntó este diario hace unos días, la avalancha de pacientes en los hospitales grancanarios no se deben a una situación puntual o cíclica. Superadas las fiestas del Carnaval y el pico de la gripe, la saturación en los servicios de Urgencias no disminuye. Se mantienen en la misma tónica de sobrecarga asistencial de hace meses y su personal continúa esperando que el SCS solvente una «realidad» que, de nuevo, hace que Negrín e Insular amaneciera este lunes con 54 personas en espera para ingresar.

Posibles negligencias

Incluso, y según ha podido saber este diario, los propios profesionales, médicos y enfermeros, reconocían el colapso y las posibles negligencias que se estaban llevando a cabo para poder atender a todas las personas. La saturación en los servicios de urgencia de los hospitales grancanarios son una constante que están padeciendo con bastante asiduidad pacientes y familiares, que ven con impotencia que la situación no mejora. La plataforma sanitaria Mueve el Negrín ha denunciado esta situación límite en reiteradas ocasiones.