Loro Parque irá a los tribunales si el alcalde no cumple con la legalidad

04/07/2018

«Sorpresa» por la «gran cantidad de incongruencias» manifestadas por el alcalde de San Bartolomé de Tirajana, Marco Aurelio Pérez. De esta manera han reaccionado fuentes de Loro Parque a la rueda de prensa ofrecida por el primer edil de municipio sureño, acerca de su constante negativa a conceder las licencias pertinentes para que la propiedad pueda empezar las obras de construcción del Siam Park en su terreno de El Veril.

La empresa propiedad de la familia Kiessling sigue confiando en una solución, aunque advierte que irá a los tribunales si el consistorio sureño no «cumple con los compromisos» pactados para ejecutar el proyecto del Siam Park de Gran Canaria.

Según Loro Parque, el contenido de las afirmaciones de Marco Aurelio Pérez, en modo alguno, «se ajustan a la realidad, por cuanto, una cosa son las manifestaciones y la apariencia pública que expresa el alcalde al decir que apoya el proyecto del Siam Park», sostienen. Pero otra muy distinta, añaden, «son los hechos que, en sede administrativa, se manifiestan mediante los correspondientes actos y resoluciones», argumentan y, lo que les resulta «aún más importante», el «sometimiento de la Administración al principio de legalidad, exigencia básica en toda actuación administrativa que garantiza el principio de seguridad jurídica», ambas cuestiones que entienden desde la propiedad del proyecto que «no están siendo respetadas por este ayuntamiento».

En la sustanciación del procedimiento para la ejecución del Siam Park, entiende Loro Parque que «ha sido el Ayuntamiento el que, de forma sistemática no ha respetado los principios que deben imperar para un proyecto» de la envergadura del parque acuático, en el que ya han invertido 13 millones de euros.

Respetuosos

Insiste Loro Parque en que, desde el inicio de su establecimiento en Gran Canaria, siempre «han sido respetuosos» con la legalidad, tramitando todos y cada uno de los expedientes necesarios para alcanzar el buen fin del proyecto y comprando unos terrenos «con la aquiescencia del citado ayuntamiento».

Entienden que el cumplimiento de la legalidad, «no sólo es exigible al administrado, el mismo empieza por la propia Administración», recordando que el 7 de diciembre se aprobó el Plan de Modernización, Mejora e Incremento de la Competitividad del ámbito de El Veril, que dispone, como imperativo legal, el de la agilización de los trámites. Por ese motivo, han trasladado al Ayuntamiento, la «tramitación preferente y agilización de los trámites» en la obtención de las licencias de Siam Park, que no sólo se sustenta en que dicho proyecto cuenta con una ordenación pormenorizada, sino que ha sido declarado de interés general por el Cabildo de Gran Canaria. Esto quiere decir, a juicio de la propiedad, que «el incumplimiento manifiesto de la legalidad» se está produciendo por parte del Ayuntamiento de San Bartolomé, «realizando un enredo administrativo mediante una actuación consistente en una dilación y demora innecesaria en la tramitación de las licencias», utilizando para ello «la práctica habitual de los requerimientos de subsanación» para, de esa forma, «ir alargando los plazos y acabar con la paciencia del administrado», denuncian.

El grupo empresarial insiste en que ya ha invertido 13 millones de euros en el proyecto

Por último, respecto a la afirmación realizada por Marco Aurelio Pérez de que Loro Parque no quiere asumir sus compromisos económicos, la empresa propietaria también del acuario Poema del Mar considera que se trata de una respuesta «inveraz» en base a los hechos que detallan: «Hasta la fecha actual, ha sido Loro Parque la que siempre ha asumido sus compromisos. Los mismos han sido la compra de los terrenos, el pago de 390.000 euros correspondientes al Impuesto de Transmisiones Patrimoniales, el coste de la canalización del cauce del barranco con un presupuesto de ejecución de 2.226.120 euros, los proyectos técnicos y el equipo redactor del Siam Park», sostienen, a la vez que destacan que llevan cuatro años en el desarrollo del proyecto, «cuyo resultado será que Gran Canaria cuente con el mejor parque acuático del mundo».

Insiste Loro Parque que está en «disposición de abonar dichas cantidades» que reclama el alcalde de San Bartolomé de Tirajana «como así lo ha hecho hasta la fecha, pero como conoce el señor Pérez, para su desembolso se necesita de la correspondiente liquidación», un trámite que entienden que trae consigo como condición sine qua non que el Ayuntamiento otorgue las correspondientes licencias de obra, «las cuales hasta la fecha no ha sido dictadas», apuntan.

Una «pauta municipal» persecutoria.

Negaron la licencia: Urbanización y edificación.

Sostiene Loro Parque que el 18 de enero de 2018 presentó el Proyecto Básico de Siam Park, con la finalidad de obtener conjuntamente la licencia de urbanización y de obras, toda vez que, como se establece en el propio Plan de Modernización, la urbanización afecta a «un único propietario del suelo». A pesar de que la Ley del Suelo permite simultanear las obras de urbanización y edificación, Loro Parque añade que se comprometió a presentar un aval bancario garantizando la ejecución de las obras de urbanización. Pues «contrariamente a las palabras del alcalde, la voluntad manifiesta de dicho ayuntamiento se expresó mediante el acuerdo de fecha 10 de abril de 2018», en el que se denegó la licencia.

Paradas de guaguas: Rechazaron la solicitud.

También denuncia que, con fecha 8 de marzo de 2018, por parte de Poema del Mar –el acuario propiedad de Loro Parque–, se solicitó ante el Ayuntamiento de San Bartolomé, una «autorización de paradas turísticas para la recogida de visitantes con destino al acuario» y, en su día, permitir también «el traslado al Siam Park de dichas paradas». Para la propiedad, «sorprendentemente y, como muestra del nulo interés por el proyecto», el Ayuntamiento de San Bartolomé de Tirajana, con fecha 24 de abril de 2018, dictó un decreto acordando denegar la solicitud.

Valla publicitaria: Tuvieron que quitarla.

Por último, y dentro de lo que consideran es una «pauta municipal» del reseñado Ayuntamiento de «dictar resoluciones y actos administrativos contra Loro Parque», el pasado 20 de junio de 2018 se dictó una orden de ejecución de retirada de una valla publicitaria que habían instalado en la parcela del Siam Park en El Veril. Dicha orden de ejecución, consideran que contradice «la anterior autorización dictada por el Ayuntamiento el 2 de diciembre de 2014, por la que se autorizaba la instalación de una bandera publicitaria, habiendo Loro Parque, simplemente modificado el reclamo publicitario».