Ya hay personas que deben más de 5.000 euros al Ayuntamiento

Plataforma ciudadana contra las multas por la zona azul

30/06/2017

A ver cuántos queremos retirar la zona azul en Las Palmas de Gran Canaria. La propuesta se planteó en Facebook, casi en broma, en 2013 ante la extensión del estacionamiento regulado. Sin embargo, a raíz de que el Ayuntamiento pasara a cobro las multas de los últimos cuatro años ha vivido una efervescencia que se traduce en el pleno de hoy en una petición para anular la tasa de penalización.

Las Palmas de Gran Canaria

Cuando Beatriz Gálvez creó la página en Facebook A ver cuántos queremos retirar la zona azul en Las Palmas de Gran Canaria jamás pensó que acabaría sirviéndole de medio para congregar y defender a las personas que desde hace dos meses se enfrentan a un embargo o a una deuda, mayor o menor, por el impago de la tasa por el uso de los aparcamientos regulados.

Ella misma es una de las afectadas. El Ayuntamiento le reclamó 4.050 euros por no abonar la tasa en 2016. Y cuando fue a informarse, le explicaron que a esta cantidad hay que sumar otros mil euros más sobre los que dice no haber recibido ninguna explicación.

Desde hace dos meses, el Ayuntamiento ha puesto al cobro la tarifa tributaria de 25 euros (por no pagar la zona azul) de 15 euros (por pasarse del tiempo abonado) y de 8 euros (si es residente de zona verde pero no pagó). El problema es que lo que se reclama son cuatro años de impagos y, en algunos casos, esto puede originar cifras astronómicas. «Nos han dicho que una persona debe 10.000 euro», lamenta.

La afectada explica que no es consciente de haber protagonizado tantos impagos. Y asegura que su coche también lo utilizan amigos y familiares. «¿A quién le reclamo ahora las tasas después de año y medio?», afirma, «nos han colocado en situación de indefensión».

Este malestar es el que comparten las más de 8.200 personas que integran la comunidad de Facebook, de la que más de sesenta afectados se han agrupado para presentar un recurso judicial contra la reclamación municipal. Además, hoy llevarán a pleno su petición de eliminación de las tasas de penalización, que son consideradas abusivas, de la mano de la concejala de Unidos por Gran Canaria, Ángeles Batista,

También han impulsado una campaña de recogida de firmas en la que no solo se buscan apoyos contra dichas tasas, sino que además se propone la eliminación del estacionamiento regulado en algunos barrios.

Algunas de las multas acumuladas. / <b>C7</b>
Algunas de las multas acumuladas. / C7

La memoria técnico-económica que en 2013 justificó el incremento de las sanciones por no pagar la zona azul (pasó de 4 a 25 euros), en la zona verde (varió de 4 a 8 euros) o por excederse del tiempo abonado (de 2 a 15 euros) en la suposición de que «el usuario que no pone tique de estacionamiento permanece todo el día ocupando la plaza», mientras que el que se excede en el tiempo abonado lo hace con un promedio de 270 minutos.

El incremento de estos precios es interpretado por la plataforma, con Beatriz Gálvez a la cabeza, como «una evidente penalización», en otras palabras, como una multa.

Sin embargo, el Ayuntamiento deja claro que lo que se reclama no es una multa porque los agentes de la zona azul no tienen autoridad para sancionar, sino una tarifa tributaria. Al tratarse de una tasa, la administración tiene cuatro años para reclamar su pago. El Consistorio calcula que se ingresará con este concepto unos 4,3 millones de euros por los cuatro años.

Gálvez también critica las facilidades de pago ofrecidas por el Consistorio ya que aunque se puede abonar la deuda en 32 meses, la cuantía resultante puede ser muy alta. En su caso, sería 156,25 euros que debe afrontar con un sueldo de unos 750 euros. Para ella, solo hay «afán recaudatorio».

«El aumento de la tasa rondó la usura», denunció Unidos por Gran Canaria

La portavoz de Unidos por Gran Canaria, Ángeles Batista, defiende en el pleno de este viernes una moción para eliminar «las tasas de penalización actuales» de la zona azul y verde «por considerarse abusivas y no ajustadas a los principios establecidos en la Ley General Tributaria y la Ley Reguladora de las Haciendas Locales». En su opinión, el incremento de más de un 500% aprobado en el mandato anterior en concepto de tarifa por impago de la tasa de estacionamiento «ronda la usura y tiene un claro afán recaudatorio».

En su opinión, «la gente tiene que ser responsable de las tasas y los impuestos, pero estas tarifas resultan desproporcionadas».

Batista critica el hecho de que no se haya notificado antes a los ciudadanos de sus deudas y se deje pasar el tiempo para que se acumulen cantidades que pueden ser insalvables. «Les notifican ahora para que no prescriban las tasas en lo que parece un abuso de poder porque no fueron advertidos antes», añadió.

Unidos por Gran Canaria también propondrá el inicio de un estudio pormenorizado de las áreas de estacionamiento regulado, con la eliminación de las que considera «innecesarias», como las de Canalejas, Vegueta, el Estadio Insular o La Isleta. También planteará consultar a los vecinos sobre la implantación de las zonas azul y verde, así como crear aparcamientos de carácter disuasorio, «con tarifas muy económicas», en las entradas de la capital grancanaria.