Bruselas investiga si el 75% genera el alza artificial de las tarifas aéreas

07/04/2019

La plataforma Canarios Sin Alas denuncia ante la Comisión Europea que la subvención actual podría estar vulnerando la normativa comunitaria porque no repercute en beneficio de los usuarios

La Comisión Europea va a estudiar los efectos del descuento aéreo del 75% a residentes en los trayectos a la península, para comprobar si desde su entrada en vigor -en julio de 2018- se ha producido un alza artificial de los precios y si su aplicación está repercutiendo de forma efectiva sobre los usuarios, tal como exige la normativa comunitaria para mantener la bonificación.

La jefa de unidad de ayudas de Estado al transporte de la Dirección General de la Competencia, Sophie Moonen, se reunió ayer en Bruselas con una delegación de la asociación Canarios Sin Alas (CSA), integrada por isleños no residentes, que le planteó la necesidad de articular un mecanismo eficaz de control de los precios aéreos entre las islas y el territorio continental que impida incrementos arbitrarios y desproporcionados.

«Hay indicios claros de que la subvención distorsiona la competencia y se traduce en una subida de precios de la que solo se benefician las compañías», señaló al término del encuentro Pablo Hernández, profesor de Derecho Financiero y Tributario del ICADE y miembro de la asociación, «y ante los datos que hemos puesto encima de la mesa la responsable de ayudas de Estado al transporte se ha comprometido a analizarlo, porque desconocía que el descuento del 75% pudiera estar causando esos efectos», añadió.

Hernández expuso asimismo que con la configuración actual la subvención podría ser incompatible con las reglas de la UE porque da ventaja competitiva a las aerolíneas que ya operan en Canarias frente a otras que quieran entrar en ese mercado. «Las compañías que ya están implantadas tienen la ventaja de caja», expuso, «mientras que la que venga nueva se encuentra con la barrera de que el Estado no reintegra la subvención hasta después de seis meses, como mínimo», añadió.

El representante de Canarios Sin Alas destacó el interés mostrado por Bruselas. «Hace falta ahondar en los datos técnicos para llegar a conclusiones, pero la Comisión ha dicho que se pondrá a trabajar y que al evaluar las reglas de la competencia tendrá en cuenta las distorsiones de la aplicación del 75%», aseguró. En ese contexto, Hernández considera que puede haber un punto de inflexión para que en un futuro «podamos llegar a ver otra regulación que modifique la subvención de residente», expuso.