Borrar
Directo Begoña Gómez se acoge a su derecho a no declarar
Abrazo entre Román Rodríguez, presidente de NC y Antonio Morales, titular del Cabildo de Gran Canaria, a su llegada a la reunión. Cober
Crisis interna en Nueva Canarias

Los dos sectores de NC mantienen sus diferencias pero apuestan por dialogar

La dirección del partido no descarta adelantar el congreso pero «la unidad no está en riesgo»

B. Hernández

Las Palmas de Gran Canaria

Viernes, 14 de junio 2024, 21:57

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Finalmente la sangre no llegó al río y los sectores oficial y crítico de Nueva Canarias (NC) han abierto una vía de diálogo para intentar cerrar sus diferencias, que se han agudizado esta última semana.

Después de una ejecutiva de cuatro horas «intensas» celebrada durante la tarde de este viernes se alcanzó el acuerdo de seguir avanzando en esta negociación «en los órganos que corresponde», indicó el portavoz parlamentario, Luis Campos, al final de la reunión.

Alcaldes y dirigentes municipales de Nueva Canarias llevan reclamando desde hace meses una renovación profunda «de caras y nombres» en el partido y se han quedado de haber encontrado un importante «inmovilismo» en la dirección.

Tras las elecciones europeas del pasado domingo, a las que concurrieron con Sumar, los críticos reclamaron a través de las redes sociales que Román Rodríguez, presidente de NC, siguiera el ejemplo de Yolanda Díaz y presentara su dimisión, lo que generó una situación de tensión que ahora confían en reconducir.

En cualquier caso, Campos no descartó que este proceso acabe en un congreso extraordinario y que se adelante el ordinario previsto inicialmente para el primer semestre de 2026.

Espera que, llegados a este extremo, se lleve a cabo por consenso y con una lista única, y no llegar al cónclave con dos candidaturas enfrentadas, posición que también han mantenido los alcaldes críticos.

Insistió el portavoz en que «no creemos que sea malo el debate, pero debe desarrollarse en los ámbitos internos», por lo que hizo «un llamamiento» a respetar estos espacios.

Hoja de ruta

Recordó que el pasado mes de octubre, la organización aprobó un plan de trabajo que contemplaba desde la orientación de las políticas a desarrollar a la implantación territorial o las alianzas electorales.

En esa hoja de ruta, puntualizó Campos, «ya se incluía la renovación», pero «sin vetos y sin imposiciones de ningún tipo, porque no sobra nadie».

Este extremo implica la posibilidad de un congreso extraordinario, aunque hizo hincapié en que «la unidad no está en riesgo». En su opinión, las fuerzas de izquierda o las organizaciones como NC «no podemos permitirnos dividirnos».

Para Luis Campos, «es necesario seguir unidos contra el avance de la extrema derecha y seguir defendiendo el interés general, los servicios públicos esenciales y todo lo que representa esta organización».

Petición de dimisión

Respecto a la exigencia de los críticos de dimisión del presidente de NC, Román Rodríguez, el portavoz apuntó que el partido no va a renunciar a ningún debate «pero no puede haber un proceso realmente participativo y apelando a la generosidad exigiendo que debe irse alguien».

En su opinión, en este momento no debe haber cambios en la dirección, pero aún así, considera fundamental «plantear alternativas y hablar, agotarnos hasta el infinito para obligarnos a llegar a un acuerdo».

En cualquier caso, mantuvo que cuando se pide una dimisión, «la condición más importante es que la persona que debe dimitir acepte» y puntualizó que «no se puede olvidar que Román Rodríguez es presidente de NC elegido en un congreso extraordinario hace dos años por absoluta unanimidad y, por tanto, está legitimado para continuar». Instó a que, si hay personas dentro del partido que piensan distinto «es imprescindible que lo hagan en los órganos internos».

Avanzar en el marco de referencia que se ha dado la formación «no solo de caras y nombres», es un debate «inaplazable» que Nueva Canarias quiere iniciar en la primera semana de junio con la celebración de una nueva ejecutiva.

Insistió Luis Campos en que «hay espacio para el acuerdo» y que la dirección no va a eludir hablar de renovación, «pero no puede ser con un nombre y un apellido, sino un debate amplio».

.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios