El peligro de una tragedia mayor

28/04/2019

Las Palmas quiere evitar un drama ganando hoy en casa al Lugo para alejarse casi definitivamente de las posiciones de descenso. Pepe Mel tirará de la cantera y recuperará a Araujo y Blum para conquistar su primera victoria en el Gran Canaria.

Último partido de abril y la final que tiene por delante la UD no es por el ascenso directo. Ni siquiera por un puesto en los Playoffs. La batalla que se le presenta al representativo, aunque pareciese imposible en verano cuando se confeccionó uno de los proyectos más ambiciosos de la categoría, es la de lograr la permanencia. Por lo que esta tarde, en el día de las elecciones, Las Palmas quiere retirar su candidatura de la terna por la salvación frente al Lugo. La ocasión es inmejorable... Y límite. Porque el conjunto que dirige el examarillo Eloy Jiménez es el que marca las posiciones de salvación. Decimonoveno, está a seis puntos del representativo, así que una victoria local permitiría alejar a este rival directo hasta los tres partidos en las seis jornadas que restarán a partir de mañana.

Sin embargo, si Pepe Mel no logra romper el gafe que le ha perseguido en el Gran Canaria desde que desembarcó en la isla, donde ha perdido todos sus encuentros, la situación se tornaría dramática y el infierno podría acercarse a tan solo tres dígitos, convirtiendo la recta final del calendario en un trayecto tortuoso que ni los más pesimistas preveían a comienzos de la temporada.

Pues el madrileño, ni corto ni perezoso y aunque los resultados no le están dando más crédito que a sus predecesores en el cargo, afrontará el tan vital compromiso con varios futbolistas del filial, confirmando que su empeño en el discurso con la cantera no es postureo. Josep y Cedrés integran una lista en la que no estará Toni Segura por enfermedad, pero a la que vuelven futbolistas de peso como Araujo y Blum, recuperados a tiempo para la causa. Con tantas novedades en la convocatoria es complicado aventurarse con un once. Pero eso sí, uno de los cambios más significativos apuntan a la portería: Por fin ha llegado el momento de Josep Martínez. El preocupante estado de confianza de Nauzet Pérez, que ha recibido siete goles en los últimos 100 minutos y deja dudas cada vez que intervine independientemente de la dificultad que tenga la acción, le abre las puertas al joven valenciano, quien brilla con el filial y ha confirmado su gran proyección con paradas de hemeroteca en Segunda B.

De resto, un mar de incógnitas. En la baja de Cala, parece que tanto David García como Aythami parten con ventaja respecto a Curbelo. Ha cumplido el canterano cada vez que le ha tocado jugar, pero los galones pesan y aunque Deivid no ha entrado en la lista, lo más probable es que el canterano empiece en el banquillo. En los laterales, es probable que el planteamiento defensivo que tan poco funcionó en Albacete haya quedado para la historia y esta tarde se vuelva a la normalidad con De la Bella por la izquierda y Lemos por la derecha. Aunque no hay que descartar tampoco ahí al citado Curbelo, con opciones siempre tanto para el carril diestro como en el centro de la zaga.

Tampoco le funcionó al preparador el experimento de jugar con tan solo dos centrocampistas, así que entre Javi Castellano y Peñalba se disputarán el puesto de pivote, mientras que Galarreta y Timor acompañarán al elegido como interiores. En las alas es donde más opciones hay y más complicado resulta acertar. A los Fidel, Mir y compañía hay que sumarles la presencia del futbolista de Las Palmas Atlético Cristian Cedrés, además de los ya recuperados Blum y Araujo. Todo esto si se da por hecho que Rubén Castro seguirá siendo la referencia ofensiva, que será lo más probable tras haber roto con su sequía goleadora en el Carlos Belmonte.

Esos son los argumentos de la Unión Deportiva. Nada desdeñables y mucho más poderosos que los de un humilde como es el Lugo, cuyo sitio natural cada campaña es la de mantenerse en la categoría de plata. Sin embargo, este año en Segunda ha servido, a base de golpes, para enseñar al representativo que cuando el balón empieza a rodar los nombres y el presupuesto quedan en un segundo plano. Así, el grupo dirigido por un exjugador de la casa como Eloy, quien defendió la elástica amarilla en dos etapas, se exprimirá consciente de su situación límite y azuzado por las debilidades del conjunto grancanario. Y con otro examarillo como Cristian Herrera como principal amenaza tratará de dar la puntilla a una UD que quiere evitar una tragedia mayor.

  • 1

    ¿De quién cree que es la culpa del pésimo arranque liguero de la UD Las Palmas?

    El presidente.
    El entrenador.
    La plantilla.
    De todos por igual.
    Votar Ver Resultados