Fútbol: Segunda División

Mel y su lucha contra el gafe de la cantera

26/04/2019

El técnico refuerza su apuesta por los jóvenes valores de la UD en su intención de acabar con el fracaso que ha perseguido a los futbolistas de las categorías inferiores que han llegado al primer equipo. Toni Segura y Josep estarán contra el Lugo.

Últimamente la producción de activos para el primer equipo de la cantera amarilla no ha tenido el éxito esperado. Jugadores como Erik Expósito, Benito Ramírez, Borja Herrera, Diego Parras o Fabio González no han tenido continuidad con los mayores y han pasado de ser prometedores proyectos para reforzar el conjunto profesional a verse obligados a volver al filial o emigrar en busca de minutos fuera de la isla. Algo que Pepe Mel, a pesar de tener un futuro incierto en Las Palmas, pretende cambiar otorgando más confianza a los nuevos valores de la cadena.

Toni Segura, sin demasiado protagonismo con Juan Manuel Rodríguez es el principal ejemplo, pero no será el único. El habilidoso centrocampista ha pasado a tener una presencia irregular en Segunda B a ser un habitual en las convocatorias y tener minutos con el primer equipo. Además, Josep Martínez aprovechará el infortunio en forma de lesión de Raúl Fernández para intentar abrirse hueco con los mayores en las jornadas venideras. El momento complicado de Nauzet Pérez, que ha recibido siete goles en los últimos 100 minutos, le dan opciones al guardameta valenciano contra el Lugo.

«Voy a llevar a mínimo dos canteranos. Si el primer equipo no está a su nivel óptimo, es un momento idóneo para recurrir al filial», desvelaba Mel en los micrófonos de la Cadena Ser. Pero el técnico va más allá, y pensando en la próxima temporada, aunque su futuro en la isla todavía es una incógnita, considera que la base tiene que jugar un papel fundamental. «La UD está obligada a mirar hacia abajo, pero tenemos que dotarle al club de un modelo de cómo hacer las cosas», comentó. El profesional se refiere a que tanto el primer equipo como los conjuntos de las inferiores tengan un estilo común y una misma forma de trabajar. Esa es su obsesión.

Actualmente, el único jugador que se ha asentado con los mayores ha sido Eric Curbelo. Paco Herrera fue quien confió en el central en su breve segunda etapa en el representativo. Le dio la llave del carril derecho y Mel ha seguido transmitiéndole confianza al defensa tanto en esta demarcación como en el centro de la zaga, su zona habitual. Un trabajo que, en el caso de quedarse, proyectará hacia los mejores futbolistas de la cadena. El madrileño está convencido de que de ellos depende el futuro del club, por lo que su lucha es la de acabar con el gafe de la cantera.

  • 1

    ¿De quién cree que es la culpa del pésimo arranque liguero de la UD Las Palmas?

    El presidente.
    El entrenador.
    La plantilla.
    De todos por igual.
    Votar Ver Resultados