Borrar
Los jugadores del Shakhtar celebran uno de sus goles ante el triste Real Madrid.

Ver fotos

Los jugadores del Shakhtar celebran uno de sus goles ante el triste Real Madrid. EFE
Grupo B | Jornada 5

El Real Madrid flirtea con un desastre histórico

El conjunto de Zidane vuelve a claudicar frente al Shakhtar, víctima de su alarmante falta de recursos, y se jugará su existencia en Europa en la última jornada

Óscar Bellot

Madrid

Lunes, 30 de noviembre 2020

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

En el Olímpico de Kiev, escenario de aquella 'decimotercera' que tanto impacto tuvo con la espantada de Cristiano Ronaldo y la marcha y posterior retorno de Zinedine Zidane para rescatar a un equipo que zozobraba sin los dos tótems que abanderaron su trienio de 'orejonas' sin freno, el Real Madrid busca sellar el pase a octavos de final de la Liga de Campeones con una victoria frente al Shakhtar Donetsk que le permitiría franquear un listón que se puso cuesta arriba en el inicio de la fase de grupos, cuando sucumbió de modo inopinado frente al conjunto ucraniano en el estadio Alfredo Di Stéfano, pero que ahora tiene al alcance de la mano tras dar el 'do' de pecho en San Siro.

La correlación de fuerzas en el grupo B se ha visto notablemente alterada desde aquel 21 de octubre en el que el equipo de Luis Castro asaltó el feudo merengue con tres goles en una primera parte plagada de despropósitos por parte de la escuadra local. El agónico empate logrado ante el Borussia Mönchengladbach y el doble triunfo frente al Inter de Milán han dejado al Real Madrid a un paso de agarrar su vigésimo cuarto boleto consecutivo para la primera ronda de eliminatorias, mientras el Shakhtar perdía fuelle.

El cuadro ucraniano firmó tablas con el Inter en la segunda jornada, pero fue vapuleado en su doble cruce con el Mönchengladbach, lo que le obliga a sumar al menos un punto frente al Real Madrid para mantenerse con vida. Los blancos, por su parte, estarían matemáticamente clasificados en caso de vencer y se jugarían el primer puesto la próxima semana en casa frente a la escuadra germana. Unas tablas también les permitirían depender de sí mismos para alcanzar los octavos, pero una derrota les abocaría a una situación límite, igualados a puntos con el Shakhtar aunque con los dos duelos directos perdidos.

Vuelve Benzema

Un horizonte en el que no quieren ni pensar en la 'casa blanca', donde la enfermería y la irregularidad siguen centrando todos los análisis. Porque tras rendir San Siro, el Madrid volvió a enseñar su peor cara el pasado sábado frente al Alavés, incapaz de remontar un partido que se puso feo de entrada y en el que volvió a ser víctima de errores de bulto. Lavar la mala imagen que dejó en esa última comparecencia liguera será otro de los retos en Kiev del bloque de Zidane, acostumbrado a sacar las garras en las tesituras más delicadas.

Tendrá que hacerlo una vez más sobreponiéndose a la extensa lista de ausentes con que viajó la expedición blanca. Sergio Ramos, Carvajal, Odriozola, Valverde y Hazard siguen fuera por problemas físicos, mientras Jovic permanece aislado por coronavirus. Regresa Benzema, recuperado de sus molestias en la cadera, y entra directo al once. Rodrygo será el recambio de Hazard para intentar prolongar su idilio con la Champions, competición en la que ha marcado seis goles en siete remates a puerta desde que viste de blanco. «Es otra final», proclamó Zidane.

Esperanzado por la victoria en el Di Stéfano pero muy presionado por su situación llega el Shakhtar, en el que los estragos del coronavirus y de un calendario frenético han hecho mella. Segundo clasificado de la liga ucraniana, el conjunto 'minero' viene de ganar al Dnipro-1 con un gol del brasileño Tete en la recta final. Un partido en el que su técnico dio descanso a piezas clave de su plantilla como el mediocentro Stepanenko o el delantero Júnior Moraes, su máximo artillero del curso pasado, pensando en el trascendental envite con el Real Madrid. Ambos serán titulares frente a los blancos.

Luis Castro, el experimentado técnico luso que la pasada campaña llevó al equipo de la región del Donbás hasta las semifinales de la Europa League, dará una vuelta de tuerca a la estrategia con la que sorprendió hace un mes al Real Madrid y se muestra convencido de que sus pupilos están en disposición de dar de nuevo la campanada.

El Real Madrid va camino de consumar

Los goles de Dentinho y Solomon en el Olímpico de Kiev dejan al Real Madrid sumido en una de las coyunturas más delicadas de los últimos tiempos, incapaz de levantar el vuelo en la Liga y

Había hecho Zidane declaración de intenciones repitiendo el centro del campo que empleó ante el Inter en San Siro. Renunciando al ancla de Casemiro, al que una amarilla hubiera privado de enfrentarse al M'Gladbach en la última fecha ya que estaba apercibido de sanción, el objetivo era dominar mediante el juego asociativo de Kroos, Modric y Odegaard. Pero acabó sucumbiendo,

Shakhtar Donetsk

Trubin, Dodo, Vitao, Bondar, Matviyenko, Kovalenko (Alan Patrick, min. 85), Stepanenko, Tete, Marlos (Maycon, min. 73), Taison (Solomon, min. 73) y Júnior Moraes (Dentinho, min. 25; Fernando, min. 85).

2

-

0

Real Madrid

Courtois, Lucas Vázquez, Varane, Nacho, Mendy, Kroos, Modric, Odegaard (Isco, min. 76), Rodrygo (Vinicius, min. 76), Benzema (Mariano, min. 76) y Asensio.

  • Goles: 1-0: min. 56, Dentinho. 2-0: min. 81, Solomon.

  • Árbitro: Ovidiu Hategan (Rumanía). Amonestó a Varane.

  • Incidencias: Partido de la quinta jornada del grupo B de la Liga de Campeones, diputado en el Olímpico de Kiev a puerta cerrada.

Y ello pese a que el Madrid entró con cierto aplomo al partido frente a un Shakhtar agazapado que aguardaba su oportunidad a la contra.

Porque el Shakhtar fue otra vez un lobo con piel de cordero que en la segunda parte sacó a relucir sus virtudes. Obligado a sumar, subió líneas el conjunto de Luis Castro, que pudo anotar ya en un disparo de Taison que salvó bien Courtois. El toque de atención no sirvió para despertar al Real Madrid.

El cúmulo de despropósitos blancos en lo que va de curso va camino de alimentar una enciclopedia. Son fallos groseros, impropios de futbolistas de élite, que revelan una ausencia de confianza y concentración insólita en jugadores de tamaña experiencia y jerarquía. El Real Madrid se ha convertido en

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios