Edej Hazard se retira lesionado ante el Alavés. / Reuters

Real Madrid

Hazard sigue los pasos de Bale

El belga aún no conoce el alcance exacto de su nueva lesión pero es baja ante el Shakhtar, choque para el que Zidane recupera a Benzema

Ignacio Tylko
IGNACIO TYLKO Madrid

Inquietud en el Real Madrid por las pésimas prestaciones del equipo blanco ante el Alavés, días después de ganar una final con solvencia ante el Inter en Milan, y también por la nueva lesión de Eden Hazard, que se ha quedado fuera de la convocatoria de Zinedine Zidane para el partido contra el Shakhtar Donetsk del martes, correspondiente a la quinta jornada de la Liga de Campeones, que se jugará en el Olímpico de Kiev. Destaca en esa lista el regreso del francés Karim Benzema, que se lesionó en la cadera el pasado 8 de noviembre en Mestalla, la baja de nuevo de Sergio Ramos y la entrada de los canteranos Víctor Chust y Sergio Arribas.

Tras retirarse antes de la media hora del partido frente al Alavés del sábado en Valdebebas, Hazard está pendiente de hacerse el lunes una resonancia magnética para determinar el alcance exacto de su nueva lesión. Este domingo, a primera hora, fue conduciendo su vehículo hasta Valdebebas para el primer examen médico, pero la ecografía no arrojó ningún resultado concluyente. Existe cierto misterio en torno a su dolencia, que en todo caso parece leve porque el futbolista no tiene malas sensaciones.

Poco después de ser sustituido por Rodrygo Goes, la versión del club para la prensa apuntó a una lesión en el muslo de la pierna derecha. Sin embargo, la valoración de Zidane no coincidió con esa información. «Creo y espero que sea un golpe, eso es lo que dijo él. Nada muscular», explicó el entrenador marsellés en conferencia de prensa. El caso es que no hay forma de que Hazard, de 29 años, encuentre cierta estabilidad y regularidad en el Real Madrid.

Son ya ocho lesiones las sufridas por el belga en año y medio en el club blanco, donde solo ha podido jugar en total el 31,8% de los minutos posibles. Se trata del f ichaje más caro en la historia del Real Madrid, que pagó al Chelsea 160 millones, y cada vez se le asemeja más con Gareth Bale tanto por su caché, como por su coste y, sobre todo, por su físico de porcelana.

En sus siete años anteriores en Stamford Bridge, fueron doce las lesiones que sufrió Hazard y aún así estuvo menos tiempo de baja que ahora. La comparativa con el galés tiene todo el sentido porque el belga solo pudo estar sobre el terreno de juego el 33,6% de los minutos en la campaña de estreno y en la actual las cosas van todavía peor, ya que solo ha jugado el 25% del tiempo.

Al parecer, los problemas musculares de Hazard tienen su origen en su tobillo derecho, dos veces operado, ya que le causa falta de confianza y le provoca un cambio en la pisada. Sus dos últimas lesiones han sido de este tipo. El 30 de septiembre, el club informó de una dolencia muscular que le tuvo casi un mes de baja, en el que se perdió seis partidos. Volvió con ese golazo al Huesca, pero se contagió de coronavirus y estuvo en el dique seco otras dos semanas.

Tras superar la cuarentena y dar negativo en la PCR volvió ante el Villarreal como titular, jugando también contra el Inter en el mejor partido de la temporada de los madridistas. Frente al Alavés encadenaba tres partidos consecutivos, pero su presencia sobre el césped duró 28 minutos. No jugará ante el Shakhtar, seguramente tampoco el próximo fin de semana en el Sánchez Pizjuán y está en peligro el derbi del 12-D contra el Atlético.