Jonathan Viera controla el balón ante Bastón. / cober

Las claves del asalto de la UD Las Palmas al playoff

A falta de solo un punto para certificar la promoción de ascenso, Las Palmas afronta la cita en El Molinón ante el Sporting de Gijón (domingo, 19.00 horas) con la moral por las nubes y la confianza ciega de pelear por subir a Primera División

Kevin Fontecha
KEVIN FONTECHA Las Palmas de Gran Canaria

Los amarillos llevan más de dos meses sin perder un partido y se presentarán en El Molinón con la moral disparada. Estas son las seis claves de la escalada de la UD Las Palmas hacia el playoff de ascenso a Primera División. Un punto le vale a los isleños para jugar la promoción.

De Mel a Pimienta: el relevo en el banquillo como revulsivo

La destitución de Pepe Mel, tras caer en Fuenlabrada, supuso un antes y un después. Pese a que el técnico madrileño tenía a la UD a tan solo tres puntos de los puestos de promoción de ascenso, las sensaciones no eran del todo alentadoras. Miguel Ángel Ramírez y la dirección deportiva del club decidieron buscar en García Pimienta un punto de inflexión. Y aunque le costó arrancar al entrenador catalán, parece haber dado con la tecla exacta.

Sin restar mérito a la gestión de Mel, donde Las Palmas encontró un tesoro en tiempos de cambio y una economía gris, la apuesta por el relevo en el banquillo ha servido a los amarillos para llegar a la última cita del campeonato con pie y medio dentro de la promoción. Este domingo, a las 19.00 horas, los isleños deben sumar un punto para obtener el billete al playoff.

2. Una racha imperial: 26 puntos de los últimos 30 posibles

La derrota en el Gran Canaria ante el Girona (1-3) con la expulsión de Mujica como situación clave y ver que el playoff era prácticamente una utopía vino bien a un grupo que se quitó las cadenas. Desde entonces, la Unión Deportiva acumula 26 puntos de los últimos 30 posibles. Es decir, ocho victorias y dos empates de los últimos 10 encuentros del campeonato.

Una racha imperial, a paso ligero hacia los seis primeros clasificados, recortando puntos a todos los de arriba, que le ha valido a los amarillos para depender de sí mismos. Venció a Valladolid, Leganés, Ponferradina, Amorebieta, Málaga, Mirandés, Alcorcón y Oviedo, mientras que empató con Eibar e Ibiza.

3. El cambio en la portería: Valles se hace grande

No había disputado ni un solo encuentro Valles en Liga hasta que García Pimienta se hizo cargo del equipo. Tras las derrotas ante el Burgos (0-2) y Zaragoza (2-1), con Raúl Fernández de arquero, el técnico apostó por tocar la portería. Ahí Valles tuvo una oportunidad de oro y, de menos a más, la ha aprovechado con creces. Hasta tal punto de ser decisivo.

Contra el Mirandés (1-0) detuvo un penalti que dejaba los tres puntos en el Gran Canaria y ante el Málaga, justo una semana antes, ya había salvado otro triunfo con un paradón sobre la bocina cuando los andaluces celebraban el gol del empate. Ha encajado 13 goles en los 13 partidos que ha jugado y ha logrado dejar su meta imbatida hasta en cinco ocasiones. Con los pies parece un centrocampista y siempre suma. Cualquiera le saca del once ahora mismo.

4. La mejoría en defensa y fuera de casa

Si en algo venía fallando y exhibiendo carencias la UD era lejos de Gran Canaria. Mientras que con Mel tan solo se ganaron dos choques fuera (Real B y Tenerife), con García Pimienta Las Palmas ha vencido cuatro duelos (Cartagena, Valladolid, Ponferradina y Alcorcón). Algunos de ellos directos para la pelea por el playoff de ascenso.

En defensa, además, los amarillos ya ofrecen unas garantías que antaño no se veía. Coco, ahora lesionado, Eric Curbelo y Raúl Navas se erigieron como los guardianes del catalán. En las bandas todo sigue igual, con Lemos y Cardona como flechas también en ataque. Pero las prestaciones han mejorado sobre todo en duelos directos.

5. El mejor futbolista de Segunda está fino: nadie para a Viera

Le costó arrancar porque vino recuperándose de la rodilla, luego le fracturaron un dedo del pie y cogió el coronavirus, pero Viera está volando en el tramo decisivo del calendario, como él quería. Es más, Jonathan se volvió a echar el equipo a la espalda y acabó decidiendo la contienda ante el Real Oviedo (2-1) en otro ejercicio contra la lógica. Entre tres rivales arrancó y tuvo la cabeza tan fría como para dar un pase a la red cuando Femenías, guardameta del club asturiano, se le echaba encima y le abarcaba todo el espacio posible.

Fue el tanto de la victoria y el que metía, además, a Las Palmas dentro de la zona de promoción de ascenso, superando así a los asturianos en la tabla clasificatoria. Son ya 12 goles, 13 si se contara aquel que en LaLiga le dan a Raúl Navas, los de Jony, lo que le dejan como pichichi en solitario del equipo. Además, ha regalado cinco caramelos en forma de asistencias de gol.

6. Un once fijo y jugadores que dieron un paso al frente

Un once más que dibujado, con las ideas muy claras y los automatismos bien definidos. La baja de Enzo Loiodice, vital hasta entonces, no mermó porque Kirian dio un paso al frente y de ahí no lo sacó nadie. Sadiku también cogió galones arriba y es el primer defensa. Mfulu, recuperado, es el pulmón en medio. Y Moleiro empieza a decidir partidos.