C7

El taxi capitalino forma un frente amplio contra la parada obligatoria

Exigen la retirada de los dos días de libranza de la ordenanza capitalina

Javier Darriba
JAVIER DARRIBA Las Palmas de Gran Canaria

Las asociaciones mayoritarias del sector del taxi de Las Palmas de Gran Canaria han formado un f rente común contra los días de libranza obligatoria.

Los representantes del sector exigen al Ayuntamiento que retire la posibilidad de imponer los dos días libres, que han sido fijados en el texto de la nueva ordenanza, que está en fase de aprobación inicial.

La decisión municipal se tomó en el marco de la Mesa Municipal del Taxi, pero el cambio de parecer de la Asociación de Trabajadores Autónomos del Taxi (ATAT) tras la renovación de su cúpula directiva y la consulta celebrada entre sus asociados (71% votó no); y de la cooperativa de Las Palmas (52% lo rechazó) ha socavado buena parte de los apoyos que tenía el Ayuntamiento para impulsar la medida.

Estudio económico sin validez

El Consistorio justificó esta decisión en un informe económico que concluía en la necesidad de ajustar la oferta en un 50% para hacer viable el sector. El análisis determinaba que el taxi presentaba una situación de déficit de 46,7 millones de euros anuales.

Sin embargo, las asociaciones restan validez a este informe, que definieron como un traje a medida hecho durante la pandemia, y aseguraron que la realidad actual permite garantizar la pervivencia del sector ya que se está en cifras de negocio previas al estado de alarma.

El vicepresidente de la cooperativa de San Cristóbal, José Miguel Gil, hizo referencia a las alegación presentada por su asociación contra la ordenanza municipal del taxi. «Es totalmente incierto que haya una caída relevante de la demanda y un exceso de oferta», concluye el documento.

«De imponerse el descanso obligatorio, conllevaría un empeoramiento absoluto de la prestación del servicio de taxi, dado que si trabajando todas las licencias se está produciendo una escasez de oferta, cuando se produzca el reparto de turnos o descanso obligatorio, con menos unidades en la calle se produciría un auténtico caos», alega.

El análisis

  • La recuperación. La cooperativa de San Cristóbal ha realizado un análisis de las llamadas recibidas en la emisora Taragranca y concluye que el aumento de la demanda en este año se sitúa en torno al 21%.

  • La sobredemanda. Sin embargo, también ha aumentado el porcentaje de llamadas perdidas hasta un 62% en mayo de este año respecto a enero, «lo que indica que la oferta no es capaz de adecuarse a la demanda creciente».

«Hay una inmensa mayoría que no quiere la parada obligatoria», resumió el portavoz de la Asociación pro Derechos del Taxista Autónomo de Canarias (Asprotac).

La oposición a la parada obligatoria es compartida por la ATAT, Asalariados Unidos del Taxi, la cooperativa de San Cristóbal, Teletaxi y Eurotaxi.

Los taxistas, que han presentado alegaciones contra la ordenanza, denunciaron la falta de voluntad negociadora del grupo de gobierno municipal.

Todas las asociaciones presentes este miércoles firmaron un escrito dirigido al concejal de Movilidad, José Eduardo Ramírez, en el que le solicitan una reunión, «con carácter de urgencia, para tratar este asunto de vital importancia para el sector, antes de seguir adelante con la medida que, además de ocasionar un grave daño para el colectivo, estaría yendo en dirección contraria a la voluntad de la mayoría del sector».

No a la prueba

Los colectivos también rechazan la posibilidad de que se haga una prueba de la parada obligatoria a fin de año, como anunció el concejal Ramírez en el pleno celebrado el pasado mes de abril.

Y aunque todos de defienden que la voluntad del sector es la que se expresó en un referéndum celebrado en 2018 (un 80% dijo que no), algunas asociaciones no ven mal que se pueda realizar otra consulta para despejar posibles dudas.

Desde la perspectiva de los asalariados, el paro obligatorio les perjudica a ellos más que a los autónomos. Cristo García, su representante, reseñó que en los últimos años se pasó de más de mil contratados a 300. «Y ahora el gobierno municipal nos quiere parar otra vez solamente por querer ganar esta guerra», dijo.

Los taxistas apuntaron que la actuación del Ayuntamiento debería centrarse en la política de precios -la más barata del país- y en promocionar el taxi como una alternativa de transporte, incluyéndolo en la planificación de eventos.

En este sentido, Jean Charles Chabot reclamó la apertura de todos los carriles guagua al taxi y denunció que no se pueda circular por la calle Galicia.

En el sector existe la sensación de que en el Ayuntamiento se considera al taxi como una competencia a la MetroGuagua.

Respecto a la escasa oferta que se produce en las noches y los fines de semana, los profesionales lo atribuyeron a la falta de seguridad y al descenso del número de asalariados.

Hidalgo:«Estamos abiertos a hablar y llegar a acuerdos»
Augusto Hidalgo. / C7

El alcalde, Augusto Hidalgo, mostró su predisposición a dialogar con el sector del taxi, si bien es partidario de realizar una prueba de los dos días de libranza obligatoria antes de tomar una decisión definitiva al respecto.

«Estaremos en disposición de hablar con ellos y llegar a acuerdos», expuso, «y, si es necesario, ver cómo adecuamos la prueba, lo haremos». En su opinión, «debería ser inocuo poder ver la prueba», cuya meta es «ver si se mejoran las condiciones de los taxistas».

En todo caso, reclamó del sector «garantías» de que la interlocución no va a entrar en un cambio constante de opinión. «Esto ya se debatió en su momento y nos pidieron que pusiéramos el sistema de descanso», recordó el primer edil, «cambiando las reglas de juego de manera constante es difícil llegar a acuerdos».

El cambio de criterio de la Asociación de Trabajadores Autónomos del Taxi complica la situación. «Que en medio del proceso haya habido unas elecciones en la asociación mayoritaria y haya cambiado de postura nos complica la toma de decisiones», prosiguió el regidor socialista, «si nos piden una cosa y luego lo contrario, nos provoca una situación compleja porque los trámites burocráticos tienen su tiempo».

También explicó que la capital grancanaria es la única de las grandes ciudades españolas que no tiene regulado el descanso, «que es una garantía para que los autónomos que no tienen asalariados puedan descansar». Sobre todo en una ciudad que tiene el mayor número de taxis por habitante del país.

«Estaremos abiertos a hablar, lo que hay que intentar es mejorar las condiciones de trabajo de los taxistas», añadió.

El alcalde reconoció que en el festival musical de Siete Palmas hubo un problema de servicio el viernes pero aseguró que el sábado ya estaba arreglado.