Imagen de archivo de una cola de taxis en San Telmo. / Arcadio Suárez

La asamblea de la ATAT se suma al rechazo de los días libres en el taxi

La asociación mayoritaria del sector confirma el cambio de parecer e insiste en la celebración de un referéndum

Javier Darriba
JAVIER DARRIBA Las Palmas de Gran Canaria

Casi un 71% de los taxistas asociados a la Asociación de Trabajadores Autónomos del Taxi (ATAT) votó este martes, en asamblea, en contra de la prueba de los dos días de libranza obligatoria en el sector que ha fijado el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria. De los 99 participantes en la votación, 70 se posicionaron en contra y solo 29, a favor.

Con este mandato, el nuevo presidente de la ATAT, Jean Charles Chabot, redactará un escrito de alegaciones que será presentado al concejal de Movilidad del Consistorio, José Eduardo Ramírez, para reclamarle que antes de poner a prueba la regulación que impone los dos días libres se haga una consulta a todo el sector.

«Con esta votación queda demostrado que la gente no estaba a favor de los días libres», expuso Chabot, «el Ayuntamiento tiene que tener en cuenta que nuestra postura es de rechazo hasta que convoque en referéndum a todos los autónomos del taxi y que ahí decida la mayoría».

Cambio de ordenanza

El Consistorio capitalino ha impulsado una modificación de la ordenanza del taxi, que trata de habilitar los mecanismos legales para activar los dos días de varada obligatoria, uno en fin de semana y otro en jornada laboral. Para ello, la flota se dividirá en cinco turnos.

En el pleno en que se aprobó de modo inicial el cambio de ordenanza, el concejal se comprometió a activar la prueba de los días libres y luego convocar un referéndum en el sector, una vez que se vea los resultados que tiene la aplicación de las libranzas.

El grupo municipal de gobierno tiene el convencimiento de que los dos días libres beneficiará al negocio. Y se basa en un estudio que propone ajustar la oferta en un 50% para hacer viable el sector en la capital grancanaria. Este análisis, encargado por el propio Consistorio, determinaba que el taxi presenta una situación de déficit de 46,7 millones de euros anuales.

Pérdida de apoyo

La propuesta de los días libres que impulsa el Ayuntamiento ha provocado división en el sector, pero el reposicionamiento de la ATAT debilita su mantenimiento ya que la directiva anterior era partidaria de que se hiciera la prueba de las libranzas obligatorias.

«Ahora la ATAT -que cuenta con 350 socios- cambiar de sentido y de dirección», expuso su nuevo presidente, «venimos a representar la opinión de nuestros asociados e iremos por el no». Chabot aseguró que tras la votación, «ya sabemos la postura de nuestros socios».

En la asamblea también se acordó realizar una derrama de 60 euros y subir las cuotas de la ATAT a 20 euros, frente a los 13 que se pagaban hasta ahora.