De izquierda a derecha, Alberto Romero (vicepresidente), Jean Charles Chabot (presidente) e Iván Santana (secretario y tesorero) de la ATAT. / CANARIAS7

La nueva directiva de la ATAT defiende un referéndum sobre el día libre del taxi capitalino

El equipo formado por Jean Charles Chabot, Alberto Romero, Iván Santana y Marco Jesús Cruz, vence por 51 votos frente a 45

Javier Darriba
JAVIER DARRIBA Las Palmas de Gran Canaria

Tras nueve años como asalariado y dieciocho como autónomo, Jean Charles Chabot se ha convertido en el nuevo presidente de la Asociación de Trabajadores Autónomos del Taxi (ATAT).

Este canario de ascendencia francesa lideró la plancha que obtuvo el apoyo mayoritario de la asamblea que se celebró en la tarde noche de este lunes en la sede de CANARIAS7, en la urbanización industrial El Sebadal.

Chabot lidera un equipo en el que Alberto Romero será el vicepresidente; Iván Santana, el secretario y tesorero; y Marco Jesús Cruz, como vocal. La directiva podría ampliarse con miembros del equipo de Juana María Jiménez, su rival electoral, quien mostró su apoyo al vencedor para trabajar por el sector del taxi.

Chabot y su equipo obtuvieron 51 votos, mientras que Jiménez y su plancha se quedaron en 45, según los datos hechos públicos al término de la votación. En torno a un centenar de taxistas se dio cita en la asamblea de los 400 con derecho a voto que conformaban el censo.

Primer objetivo

El primer objetivo de la nueva directiva de la ATAT será sanear la organización «porque está muy mal», tal y como dijo Chabot.

El nuevo presidente del colectivo de los taxistas también informó de que va a plantear al Ayuntamiento y a las cooperativas la posibilidad de «hacer un referéndum legal, bajo notario, como se hizo en su momento, en el que participen todos los taxistas,» respecto a la aplicación de los dos días libres obligatorios.

El grupo de gobierno se ha planteado como objetivo la realización de un test en el que los taxistas, por turnos, paren un día laboral y otro en fin de semana. El Consistorio opina, y así lo respaldó la Mesa Municipal del Taxi, que esta vía hará aumentar la rentabilidad del sector.

Sin embargo, hay diversos colectivos de taxistas que se oponen a esta medida porque consideran que la imposición de las libranzas atenta contra su independencia como autónomos.

Revisión de tarifas

La petición del referéndum y el sometimiento al parecer de los taxistas supone un cambio de rumbo de la ATAT, que había sido la gran defensora de la medida.

Chabot, quien tiene 59 años, también plantea una revisión de tarifas en la que la subida de precios se centre en la bajada de bandera: tres euros fijos en los dos primeros kilómetros de recorrido.

En la actualidad, la bajada de bandera en Las Palmas de Gran Canaria está en 2,4 euros y cubre 1.032 metros.

Balance positivo

Por su parte, el presidente saliente de la ATAT, Francisco Reyes, hizo un resumen positivo de su mandato. «Nos ha tocado vivir una situación bastante compleja por la pandemia», expuso, «eso ha hecho que hayan bajado los ingresos y que nos hayamos visto en un contexto complicado«.

Sin embargo, valoró como positivos algunos logros como el impulso a la prueba de los días libres, dos subidas de tarifas y una tercera ya encaminada, el cambio normativo y la modificación de los precios interurbanos.

En su opinión, el futuro del sector del taxi es esperanzador debido a «los planes de movilidad» que ha planteado el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria y su apuesta por el transporte público.