Imagen de archivo de una parada de taxis en Las Palmas de Gran Canaria. / juan carlos alonso

La capital se abre a una consulta sobre la libranza del taxi tras probar su funcionamiento

El Ayuntamiento está abierto a que el referéndum se haga en diciembre, cuando se evalúe el impacto de las libranzas

Javier Darriba
JAVIER DARRIBA Las Palmas de Gran Canaria

El concejal de Movilidad, José Eduardo Ramírez, se ha mostrado abierto a la posibilidad de que se haga un referéndum en el sector del taxi sobre los días libres. Pero lo condiciona a a conocer primero los resultados de la puesta en práctica de la libranza obligatoria. La evaluación está prevista en diciembre.

El Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria mantiene así el rumbo marcado con la modificación de la ordenanza para introducir dos días de paro obligatorio en el taxi.

La propuesta, que será aprobada este viernes en el pleno, fija un día de varada entre semana y otro los fines de semana.

Con ello se pretende regular la sobreoferta que existe en la ciudad, donde el número de taxis por mil habitantes (4,4) duplica al del resto de las capitales de provincia españolas (2,6).

Esta circunstancia dificulta el mantenimiento del sector, según un informe económico elaborado por una consultora externa para el Ayuntamiento.

El hecho de que la nueva directiva de la Asociación de Trabajadores Autónomos del Taxi (ATAT) haya planteado la posibilidad de realizar una consulta no va a suponer un cambio de rumbo en la política municipal a corto plazo.

«Es difícil dar marcha atrás ahora», expuso José Eduardo Ramírez, quien aclaró, no obstante, que está dispuesto a hablar con la nueva directiva de la ATAT.

«No me cierro a ninguna posibilidad, quiero escucharles», añadió el edil.

Sin embargo, recordó que la regulación que se impulsa desde el ayuntamiento fue una decisión unánime de la mesa municipal del taxi, con el voto favorable de la anterior directiva de la ATAT.

«Este es un tema donde no podemos dar bandazos, tenemos que general certidumbres en el sector», sentenció. Y se mostró convencido de que si se hace la prueba del paro obligatorio, «en diciembre los taxistas no pedirán el referéndum, sino continuar» con las libranzas.

Respecto a los cambios que han manifestado organizaciones que antes apoyaban los días libres, como la cooperativa de San Cristóbal o la propia ATAT, Ramírez recordó que las dos cooperativas ya hicieron un referéndum en su momento y que ambas consultas fueron favorables al día libre.

Además, indicó que Las Palmas de Gran Canaria es la única de las 10 grandes ciudades españolas que no regula la libranza del taxi.