Sanidad ya abrió expedientes por abuso sexual al médico en 2005

15/03/2019

El facultativo de Canalejas acumula cuatro denuncias y seis expedientes abiertos en los últimos trece años. Sanidad no aclara si tuvo conocimiento de la lista de pacientes que se habían quejado

El primer expediente abierto por la consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias contra Carlos L.R., de 65 años y médico adscrito al centro de salud de Canalejas, fue hace trece años, según confirmó José Manuel Baltar, consejero de Sanidad, ayer a la agencia Efe. Además, admitió que en total hay seis expedientes sobre el médico acusado de abusos sexuales en un centro de salud de la capital grancanaria, algunos ellos de 2005, y se presentaron cuatro denuncias que llegaron a la Fiscalía. Baltar confirma así lo adelantado el pasado miércoles en exclusiva por CANARIAS7 sobre la acumulación de hasta cuatro denuncias contra el facultativo que fueron finalmente archivadas. A estas se suman las dos últimas, una fechada en 2016 por la que la Fiscalía pide cuatro años de prisión y la última la realizada a finales del año pasado y por la que fue detenido a finales de febrero.

En referencia a las denuncias anteriores y archivadas, el consejero aseguró a Efe que, «si la justicia se hubiese pronunciado a favor de que se le retirase, habríamos cumplido con esa indicación».

Lo que no aclara el consejero de Sanidad es sí tenían conocimiento o no de la entrega de la lista de mujeres que se habían quejado del trato y de presuntos abusos sexuales cometidos presuntamente por Carlos L.R., y entregadas en el juzgado por la dirección del centro de atención primaria de Canalejas, tal y como adelantó ayer CANARIAS7. Unas quejas y reclamaciones que según dicha documentación se habían trasladado a Sanidad sin que esta tomará medidas contra el médico, permitiendo que siguiera pasando consulta, pese a que los hechos eran conocidos por otros médicos del citado centro de salud de la capital grancanaria.

«Se trata de un tema de 2005, de hasta seis expedientes y cuatro denuncias a la Fiscalía, con sentencias de por medio acatadas por los consejeros que tenían la responsabilidad», insistió el consejero de Sanidad.

Ha tenido que ser el juez, tras la última denuncia presentada por una de las presuntas víctimas de abuso sexual y tras la detención del médico por parte de la Policía Nacional, el que decretase la prohibición de seguir ejerciendo tanto en el sector público como el privado. Una medida tomada tras pasar a disposición judicial el pasado viernes 1 de marzo, como ya confirmó el lunes el Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC).

El Colegio Oficial de Médicos de Las Palmas anunció ayer que ha procedido a expulsar al médico investigado, tomando esta actitud ante la gravedad de los hechos imputados y a instancia de la autoridad judicial. Dicha decisión se ha comunicado al Consejo General de Colegios de Médicos de España para evitar su acreditación en otro colegio. Al no estar colegiado ni tener la posibilidad de colegiarse no puede ejercer la medicina en el país.