El médico acusado salió indemne de cuatro denuncias anteriores

13/03/2019

El médico suspendido de empleo y sueldo en el centro de salud de Canalejas que está siendo investigado por denuncias de abusos a sus pacientes reúne cuatro expedientes anteriores que se resolvieron sin achacarle responsabilidad al implicado. Este es el relato de los cuatro casos.

1.- La primera denuncia, en abril del año 2005.

La primera vez que consta que el médico fue denunciado por una paciente se produjo a raíz de unos hechos sucedidos, presuntamente, en abril de 2005. El relato de lo hechos, que fueron posteriormente archivados por la autoridad judicial, se refiere a una mujer que acudió a su despacho médico en el Centro de Salud de Canalejas para solicitar un tratamiento. La primera vez, según consta en su denuncia, la mujer afirmó que el médico le había realizado diferentes preguntas como si estaba casada, si vivía sola, a lo que respondió que con su expareja ya que se llevaban bien, y que si seguían manteniendo relaciones sexuales, a lo que respondió que no.

El doctor, siempre según la denunciante, le respondió que admiraba a las mujeres que podían no tener relaciones sexuales porque él era incapaz de hacerlo y que si fuese su pareja, no podría evitar tocarla en todo momento.

Posteriormente, en abril de 2005, la mujer fue nuevamente a recoger recetas y el doctor le preguntó además por sus dolores en general. Ella le respondió que sufría bastantes pero estaba acostumbrada, pero el médico le insistió en que regresara de nuevo a consulta al día siguiente. Ella accedió y cuando entró en el despacho, el facultativo le dijo que se tumbara en la camilla y quitara la camiseta. La mujer declaró que el médico se puso delante de ella casi tocándole la cara con sus genitales y comenzó a masajearla empezando por la columna hasta llegar al trasero, rozando con sus dedos el ano de la denunciante. Ella afirmó a la policía que se quedó bloqueada y detalló que cesó con los presuntos tocamientos al entrar alguien a la consulta. Cuando esa persona que no pudo identificar se fue, también le tocó los pechos y bajó sus manos hasta la zona del pubis llegando a palpar su clítoris. Cesó cuando le dijo que era una lástima no tener más tiempo, que para eso necesitaba «una hora y pico», pero en ese momento tenía más pacientes.

La víctima denunció y el procedimiento fue archivado.

2.- Fue detenido en el centro de salud en marzo de 2010.

En el mes de febrero de 2010, el investigado fue nuevamente denunciado por una paciente que se quejó a la dirección del Centro de Salud de Canalejas por unos presuntos tocamiento sexuales perpetrados por el médico en consulta. La usuaria dijo en sede policial que había ido al centro de salud porque tenía dolores cervicales y cuando entró al despacho, el médico cerró la puerta del mismo. Se puso detrás de ella y muy pegado a su espalda y metió las manos por sus axilas hasta tocarle, supuestamente, los pechos mientras le rozaba las nalgas con sus genitales. A continuación, le cogió las manos de ella y se las llevó a su miembro viril. A raíz de estos hechos, el encausado fue detenido por la policía en el mismo centro médico el 4 de marzo del mismo año, siendo puesto en libertad con cargos posteriormente.

Tras la correspondiente instrucción de la causa, el Juzgado de Instrucción número 6 de Las Palmas de Gran Canaria dictó un auto de sobreseimiento provisional y el archivo de la causa al no considerar debidamente justificada la perpetración del hecho supuestamente delictivo cometido por el denunciado.

3.- Le habló de posiciones sexuales en 2014.

En octubre de 2014, otra usuaria del Centro de Salud de Canalejas presentó una reclamación contra el médico investigado por unos presuntos hechos cometidos por el mismo el día 17. La paciente hizo constar en su denuncia que había acudido a urgencias debido a unas migrañas y, cuando fue atendido por el doctor, tras preguntarle por la medicación que había tomado, le dijo que la misma podía ser causada por una situación emocional. Le dijo que le iba a hacer un masaje en las cervicales y, al empezar con el mismo, rozó con sus genitales los glúteos de la denunciante. Ella sostuvo en la reclamación que se sentó de inmediato en la silla, momento en el que el médico le dijo, según ella, le preguntó si sabía hacer la postura sexual del yunque. En su defensa, el médico comunicó a la dirección del centro de salud que los hechos objeto de la reclamación eran inciertos y que solo le dijo a la paciente que le iba a enseñar unos ejercicios respiratorios para evitar episodios ansiosos y le aconsejó también practicar yoga. El caso también fue archivado.

4.- Se quejó de hechos similares en febrero de 2017.

El Servicio Canario de Salud envió un informe a la Fiscalía Provincial de Las Palmas a raíz de la reclamación presentada por una paciente acerca de unos posibles abusos sexuales perpetrados por el doctor investigado, también en el Centro de Salud de Canalejas. La presunta víctima alegó que, al ser cambiada al médico investigado, fue un día a revisión de la espalda porque estaba aquejada de molestias y se había hecho una radiografía. El médico la miró y le empezó a hacer un masaje en la zona y se acercó a ella moviéndole los brazos mientras que le decía que era para que respirara mejor. La paciente se sintió muy incómoda y violenta por esta situación y por ello presentó la reclamación que fue investigada también por la Fiscalía, pero en este caso tampoco se pudo determinar una responsabilidad criminal por parte del facultativo.