Desapareció en agosto de 2016

Volverán a buscar el cuerpo de Juani Ramos en el norte

21/01/2019

En próximas fechas volverá a ponerse en marcha el dispositivo de búsqueda del cuerpo de Juani Ramos, la mujer desaparecida en agosto de 2016 en Gran Canaria y que se sospecha fue víctima de un homicidio a manos de su expareja, Miguel Ramos, que permanece acusado por estos hechos.

Se trata de uno de los crímenes más mediáticos del archipiélago que sigue sin resolverse ya que las autoridades judiciales e investigadores no han conseguido encontrar el cuerpo de la víctima tras numerosos rastreos en la capital y zona norte de Gran Canaria.

La Unidad Militar de Emergencias está pendiente de reiniciar las labores de búsqueda que ya inició a finales del mes de noviembre y que estaban previstas para este mes de enero, aunque están pendientes de contar con las perceptivas autorizaciones. Este cuerpo de elite del Ejército Español trabajará codo con codo con la Unidad de Homicidios de la Policía Nacional, que es la que ha llevado la investigación desde el momento de la desaparición de Juani Ramos, junto al Juzgado de Violencia sobre la Mujer número 2 de Las Palmas de Gran Canaria.

Las pesquisas utilizan informes de las señales de los teléfonos móviles de fallecida e investigado y que desdicen totalmente la versión ofrecida por Miguel Ramos, que primero dijo en sede policial que había dado una vuelta por la capital para después, cambiar por completo su versión que no coincide con las líneas de investigación.

La instrucción de este caso siempre ha apuntado a Miguel Ramos, la expareja de esta mujer que vivía en el barrio de La Paterna, como el autor del crimen y por eso se encuentra en libertad provisional pero acusado detención ilegal y homicidio. Por estos delitos, el Juzgado de Violencia sobre la Mujer número 2 de Las Palmas de Gran Canaria decretó en su día el endurecimiento de las condiciones cautelares impuestas al investigado y por ello la magistrada Auxiliadora Díaz le retiró el pasaporte y le impuso 180.000 euros de fianza de responsabilidad civil, embargándole sus bienes. También tiene que notificar con 72 horas de antelación cualquier movimiento que haga fuera de la isla e ir a firmar al juzgado todos los lunes y viernes. Hay que recordar que Miguel Ramos, que en la actualidad trabaja como cocinero en un local que se dedica a las comidas preparadas en el barrio de El Batán, fue condenado recientemente por un juzgado de lo penal por amenazas y lesiones.