El presunto homicida de Juani Ramos vuelve ante la jueza

16/02/2018

Miguel Ramos, la persona acusada de haber quitado la vida a Juani Ramos en la noche del 20 y 21 de agosto de 2016, ha sido llamado a declarar este viernes por la magistrada titular del Juzgado de Violencia sobre la Mujer, número 2 de Las Palmas de Gran Canaria.

Francisco José Fajardo Las Palmas de Gran Canaria

El encausado tendrá que prestar declaración ante su señoría en una comparecencia fijada para las 10.30 horas, aunque se desconocen las causas de esta citación al ser una pieza de la investigación que se mantiene bajo secreto. Además de Miguel Ramos, comparecerá ante su señoría la hija del investigado, pieza clave de este caso de desaparición puesto que fue una de las únicas personas que mantuvo contacto con Miguel Ramos la noche de los presuntos hechos.

En la actualidad, Miguel Ramos permanece en libertad con cargos acusado de dos delitos, uno de detención ilegal y otro de homicidio.

Por los mismos, el Juzgado de Violencia sobre la Mujer número 2 de Las Palmas de Gran Canaria decretó en su día el endurecimiento de las condiciones cautelares impuestas a Miguel Ramos y por ello la magistrada le retiró el pasaporte y le impuso 180.000 euros de fianza de responsabilidad civil. También tiene que notificar con 72 horas de antelación cualquier movimiento que haga fuera de la isla.

Indicios. Según la versión de la acusación de la familia de Juani Ramos, concurren sobrados indicios de que su desaparición no fue voluntaria ni mucho menos accidental, sino que se debió a la presunta acción criminal de Miguel Ramos, su expareja sentimental que fue detenido el 5 de septiembre y puesto posteriormente en libertad con cargos por este caso. Añade la acusación particular en su argumentario que todos los indicios obrantes en la causa apuntan a que el investigado asesinó –presuntamente– a Juani Ramos la noche del 20 al 21 de agosto de 2016, y que, tras haber cometido ese acto, pudo haber limpiado su rastro para evitar ser descubierto.

En este complicado caso, la investigación ha detectado numerosas contradicciones en las diferentes versiones que ha ofrecido Miguel Ramos sobre lo que pasó la noche antes de la desaparición de Juani Ramos, su expareja sentimental y con la que fue a dar un paseo.

Además, en el sumario obran varios informes que sustentan esta tesis. Uno de ellos fue el elaborado por agentes especializados de la Policía Nacional, que desmontaron la coartada de Miguel Ramos al ratificar ante el juez el informe de geolocalización de los móviles de ambos que determinaba que el investigado nunca regresó a La Paterna para dejar a la desaparecida en su casa como declaró en su primera comparecencia ante la policía tras su desaparición.