Por «colapso y caos asistencial» en este área

La Fiscalía pide información a Sanidad de Urgencias del Insular

01/05/2019

El Ministerio Público ha decidido incoar la denuncia presentada por 23 de los 26 médicos por el «caos y colapso asistencial» que sufre el servicio, lo que ha derivado en «amenazas» por parte de la población

La Sección de lo Civil y Protección de Personas con Discapacidad y Provisión de Apoyos de la Fiscalía Provincial de Las Palmas ha acordado incoar la denuncia presentada por 23 de los 26 médicos del servicio de Urgencias del hospital universitario Insular de Gran Canaria en la que se quejaban de un «colapso y caos asistencial» en este área de especial relevancia, una situación que está derivando en «amenazas» por parte de la población.

La delegada de esta sección en el Ministerio Público, Rosa Rubio, confirmó a este periódico que recibió toda la documentación presentada por los profesionales sanitarios y, tras analizarla con detalle, ha iniciado las diligencias informativas civiles que corresponden en este tipo de asuntos. Por ello, la primera acción del Ministerio Fiscal ha sido solicitar información a la Consejería de Sanidad del Gobierno canario sobre la situación y las medidas tomadas o que se prevén tomar para impedir ese presunto colapso al que aluden los denunciantes.

Con las pruebas que recabe la Fiscalía Provincial de Las Palmas, podrá determinar posteriormente si puede haber alguna responsabilidad civil por un supuesto mal funcionamiento de la administración sanitaria al no ofrecer la prestación adecuada a los usuarios, que son personas en situación de especial vulnerabilidad, según estiman los denunciantes.

Cabe destacar que este área del Ministerio Público de la provincia de Las Palmas ha tratado anteriores denuncias presentadas por usuarios y profesionales relacionadas con el Servicio Canario de Salud respecto a la atención que han recibido personas en centros sanitarios privados concertados. Tampoco es la primera vez que los profesionales del servicio acuden a la vía judicial ya que, anteriormente en 2005 y 2015 también pidieron que dirimiera responsabilidades ante la «grave situación» que ya entonces soportaba el área.

La denuncia que presentaron ante la Fiscalía Provincial de Las Palmas el pasado 15 de abril es consecuencia de «una campaña en redes sociales por parte de la población en las que se incita a la agresión y a la denuncia al personal sanitario «porque se nos responsabilizan como copartícipes del desbordamiento asistencial» que sufre el servicio debido a la «mala gestión de los dirigentes sanitarios que ha provocado la sobresaturación y hacinamiento de pacientes con el peligro que ello supone», señalan en el documento firmado por todos 23 de los 26 médicos de Urgencias, exceptuando las jefaturas de servicio y sección.

El colapso, caos asistencial y la «penosa» situación que sufren desde hace años en el servicio está provocando «problemas de índole no sanitario como frecuentes discusiones y enfrentamientos con familiares, situaciones clínicas no deseables, y una muy pobre atención a las personas que viven en esta situación», explican en la denuncia.