El Negrín reforma Cardiología para acoger los trasplantes de corazón

05/07/2019

El hospital grancanario aprovecha el verano para mejorar la funcionalidad y la atención a los pacientes de cardiacos en la planta de ingreso. El centro anulará 33 camas en total en estos meses

La planta de hospitalización de Cardiología con sus 18 habitaciones, 33 camas y el área de trabajo de sus profesionales en el doctor Negrín se someterá a una reforma integral durante los meses de verano con vistas a mejorar las condiciones asistenciales de los pacientes cardiacos y en concreto, las necesidades específicas de los trasplantados de corazón. Con esta obra el hospital grancanario completa los preparativos necesarios para hacer trasplantes cardiacos a partir de este segundo semestre del año, lo que representará todo un avance para los 10 o 15 canarios que cada año tienen que desplazarse a la península a esperar la oportunidad de un órgano.

Pedro Rodríguez, gerente del doctor Negrín, apuntó ayer que este tipo de intervención requiere de la mejora de la funcionalidad del servicio, de monitores específicos, de dispositivos de telemetría, entre otros, pero no solo para el «trasplantado sino para todos los pacientes del servicio».

Cabe recordar que este año se incorporó el trasplante de corazón a la cartera de servicios de la sanidad pública canaria tras recibir la autorización pertinente pero, sobre todo, porque se dispone de un hospital como el doctor Negrín «con equipos profesionales y materiales preparados para afrontar este tipo de operaciones quirúrgicas» y que ya dispone de una unidad especializada creada para esta cirugía, resalta Rodríguez.

Además, el centro hospitalario está realizando obras de remozamiento en la planta quirúrgica 3A Derecha que cuenta también con 33 camas, y en Cuidados Intensivos que sumará 10 camas para cuidados intermedios alcanzando las 44, de las que se beneficiarán los pacientes de múltiples patologías que necesitan cierto control 24 o 36 horas para pasar a hospitalización. En total se anularán provisionalmente 66 camas en citado hospital.

El gerente explicó que la planificación de mejora y rehabilitación de las instalaciones hospitalarias se debe realizar en los meses de julio, agosto y septiembre ya que baja la actividad asistencial en Urgencias «muy por debajo» de su registro habitual de 250-300 pacientes –ayer 210 usuarios– tiempo que se aprovecha para realizar un cambio y redifinir el diseño, pintura, carpintería, así como una mejora de la accesibilidad y eliminación de barreras arquitectónicas.