La planta de transición del Negrín usa camas «antiguas y a manivela»

07/03/2019

El personal del hospital denuncia que las que estaban en el ala A2 derecha ocupan el nuevo espacio de Urgencias. La escasez de material obliga a suplantarlas con «otras viejas, sin barandillas ni motor»

ETIQUETAS:

O.R. / Las palmas de gran canaria

Familiares y personal del hospital de Gran Canaria Doctor Negrín denuncian que los más de 20 pacientes que ocupan la planta de transición, en el ala A2 derecha, permanecen en «camas del año de la pera, muchas de la época de el Pino». «Es una vergüenza que los viejitos no tengan una cama decente donde recuperarse, sin barras de seguridad porque no las admite y sin motor para subirlas y bajarlas, tanto que algunas funcionan a manivela y a los que únicamente asisten una enfermera y un auxiliar de enfermería», critican.

Las mismas fuentes explican que las camas que se encontraban en esta ala «son las 28 que actualmente, se encuentran en el nuevo espacio, recientemente inaugurado, del servicio de Urgencias» del hospital grancanario, por lo que la planta de transición «ha tenido que recurrir a las que se encontraban en el almacén o en mantenimiento» porque están obligados a devolver la camas en las que suben los pacientes.

material nuevo. Según señala el personal, el centro está pendiente de la «adquisición de alrededor 80 camas para suplir las dañadas y retirar las antiguas, tal y como nos comunicaron ante nuestras quejas acerca de la carencia de ellas, pero aquí no ha llegado ninguna». En este sentido, apuntaron que la escasez de camas les obliga, en alguna ocasión, «a retirar las que encuentran reparadas en el servicio de mantenimiento y que ya están asignadas».

El ala A2 derecha del Negrín es un área de hospitalización que históricamente ha estado cerrada y solo se ha abierto en contadas ocasiones y el personal se refería a ella como el área en la que se instalaría el servicio de Otorrinolaringología y Oftalmología de Negrín y que durante años estuvo ubicado en el hospital Materno-Infantil. Sin embargo, este servicio ocupó poco tiempo este espacio desde que se trasladó definitivamente en 2007 al área norte. Desde entonces se utilizaba ocasionalmente para ingresar a pacientes de otras áreas de hospitalización cuando ésta estaban en obras de reformas. Y así estuvo hasta marzo del pasado año cuando la gerencia del hospital Doctor Negrín habilitó el ala A de la segunda planta de hospitalización para reagrupar a los 26 mayores que en disponían de alta médica y que esperaban entonces, a que se les resolviera su situación social o familiar y que el centro tenía distribuidos en diferentes servicios, sobre todo, en el de Medicina Interna.

Demanda. Los servicios de urgencias se ven habitualmente desbordados por los picos asistenciales, en especial en invierno, lo que obliga a las gerencias hospitalarias a abrir alas de hospitalización para poder ubicar a los pacientes que tienen el alta médica en el servicio de Urgencias pero esperan por plaza en un centro concertado o en un centro residencial.

En 2015, a raíz de los colapsos y las quejas del personal de Urgencias, se acordó abrir la primera planta de tránsito, la B4 derecha. Era un ala que normalmente estaba cerrada que se habilitaba en función de la necesidad que tuviera el hospital de remozamiento u obras de otros servicios y, por lo tanto, estaba perfectamente preparada para ser activada.

El hospital decidió, entonces, que atendería en este espacio a los pacientes pendientes de ingreso hasta su traslado en el mismo día a la unidad de hospitalización que les correspondiera en cada caso. Había 16 plazas, funcionaba de 08.00 a 22.00 horas de lunes a viernes y en la que solo trabajaban una enfermera y un auxiliar. Esta fue la primera planta de tránsito como tal que adaptó el Negrín, y que, hoy en día, está abierta 24 horas y de lunes a domingo con cerca de treinta pacientes.