Foto de archivo de dos sanitarias trabajando en la secuenciación de unas muestras en el laboratorio de Microbiología del hospital Doctor Negrín. / COBER

La variante BQ.1 que golpea a Europa ya está en Canarias: detectan los primeros cuatro casos

Las personas infectadas con el sublinaje se localizaron en Gran Canaria y en Tenerife, sufrieron covid leve y ya han negativizado el virus

Carmen Delia Aranda
CARMEN DELIA ARANDA Las Palmas de Gran Canaria

En el último mes, en Canarias se han detectado cuatro positivos en coronavirus de la subvariante BQ.1, según informó el jefe de la Sección de Epidemiología y Prevención de la Dirección General de Salud Pública del Gobierno de Canarias, Álvaro Torres.

Las infecciones por la nueva subvariante de ómicron representan, de momento, en torno a un 1% de las muestras secuenciadas en el archipiélago y han sido localizadas en Gran Canaria y Tenerife, indicó Torres.

Estas personas, residentes en Canarias, no han requerido ser hospitalizadas ni han sufrido covid grave. Además, estas cuatro personas ya han negativizado la infección. «Tuvieron sintomatología leve y una de estas personas fue asintomática. Se le practicó la PCR por otro motivo, no por presentar síntomas», subrayó el experto en medicina preventiva y salud pública.

Los casos de BQ.1, identificados recientemente, se corresponden a personas que contrajeron el coronavirus en las tres últimas semanas y no tienen relación entre sí. Tampoco ninguna de ellas había viajado fuera de las islas recientemente, por lo que se presupone que la subvariante del Sars-Cov-2 ya circula en las islas, si bien lo hace de forma tímida.

«Los resultados de las secuenciaciones realizadas en las últimas semanas se asemejan a lo que está saliendo en otras comunidades, donde predominan las variantes BA.4 y BA.5. Hay cierta monotonía. En Canarias también», indica el responsable de Epidemiología y Prevención del Servicio Canario de Salud.

De hecho, según el último informe sobre la evolución de las variantes del Sars-Cov-2 del Ministerio de Sanidad, un 97,9% de las muestras secuenciadas en Canarias entre los días 17 y 23 de octubre se correspondían a las subvariantes BA.4 y BA.5, mientras que un 0,7% de las personas estudiadas habían contraído el sublinaje BA.2.

Las claves

  • Un 1%. Es el porcentaje de BQ.1 detectado del total de los positivos en coronavirus estudiados en las islas

  • Menos que en el resto de España. El Ministerio de Sanidad ha constatado la presencia del sublinaje en un 2,7% de los casos analizados

  • Predominantes. En las islas, las variantes BA.4 y BA.5 suponen un 97,9% de los casos estudiados del 17 al 23 de octubre

  • Retroceso. La presencia de estos linajes en Canarias ha bajado casi dos puntos porcentuales respecto a la semana previa

Según Torres, Salud Pública prevé que la presencia de la BQ.1, un sublinaje de la BA.5, vaya creciendo gradualmente desplazando a las variantes predominantes a día de hoy, como está ocurriendo en otras zonas de Europa. La buena noticia es que los primeros estudios sobre la nueva subvariante BQ.1, que ya es dominante en Dinamarca, indican que no está asociada a una mayor gravedad de la covid, afirmó Torres.

Los cuatro grandes hospitales canarios están secuenciando un centenar de muestras por semana, el 30% de todos los casos positivos detectados semanalmente en las islas. Además se realiza el estudio genético de todas las PCR efectuadas a los migrantes que arriban de forma ilegal al archipiélago y entre los que se identifican pocos positivos.

Protagonista de una nueva ola

La subvariante BQ.1 ha sido ya identificada en al menos cinco países europeos y, según el Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades (ECDE), amenaza con ser la predominante a finales de noviembre o principios de diciembre. Aunque no está claro si causará una covid-19 más grave, sí se sabe que tiene una alta capacidad de esquivar la inmunidad obtenida por vacunación o contagio natural, incluido con ómicron.

Según recoge Efe, Marco Cavaleri, jefe de Estrategia de Vacunación en la Agencia Europea del Medicamento (EMA), dijo hace unos días que esta mutación demuestra que el virus es «más rápido de lo que podemos ser en la adaptación de las vacunas».

La EMA advirtió el pasado miércoles de que la pandemia «aún no ha terminado» y alertó de que se espera una « nueva ola en las próximas semanas» por las nuevas subvariantes de ómicron.