Foto de archivo de rastreadores en Infecar. / ARCADIO SUÁREZ

Las subvariantes de ómicron BA.4 y BA.5 ya causan el 60% de los casos en Canarias

El porcentaje casi triplica al de la semana anterior. La incidencia a siete días en Lanzarote y La Gomera entra en riesgo alto, donde ya estaba Gran Canaria

T.A. Las Palmas de Gran Canaria

Las nuevas subvariantes de ómicron BA.4 y BA.5 ya son las dominantes en Canarias. Estos sublinajes, causantes por su mayor contagiosidad de la séptima ola de la pandemia de covid, junto a la relajación de las medidas de prevención, ya causan más del 60% de los contagios de coronavirus del archipiélago, según la actualización sobre la situación epidemiológica de las variantes del SARS-CoV-2 en España publicado este lunes por el Ministerio de Sanidad.

Los datos corresponden a las muestras secuenciadas del 20 al 26 de junio y el porcentaje del archipiélago casi triplica al de la semana anterior, que fue del 22,4%.

Estas subvariantes tienen mayor capacidad de escapar a la inmunidad que dan las vacunas o la infección natural, por lo que tienen una mayor transmisibilidad, pero se ha apreciado una menor gravedad de los casos que variantes previas.

Según los cribados aleatorios mediante PCR específica para BA.4 y BA.5, estos sublinajes de la variante ómicron causan entre el 50% y el 89,7% de los contagios de las comunidades autónomas.

La relajación de las medidas de prevención, el estancamiento de la vacunación entre la población más joven en coberturas muy bajas y la expansión de estas nuevas subvariantes están espoleando la séptima ola de la pandemia en Canarias y en toda España.

En el archipiélago, el epicentro se sitúa en Gran Canaria, isla que ya tiene en riesgo alto su incidencia acumulada de contagios en la población mayor de 60 años tanto a siete como a catorce días, con unas tasas de 827,3 y 1.528 casos por cada 100.000 personas, respectivamente.

Pero ya hay otras dos islas que debutan con el indicador a siete días en riesgo alto, La Gomera y Lanzarote, con unas tasas de 811 y 767 casos, según el informe epidemiológico de Salud Pública publicado este viernes.

El resto de las islas así como la media del archipiélago mantienen estos indicadores de contagios entre la población más vulnerable en riesgo medio.

En esta fase de la pandemia, que se ha llamado de gripalización, solo se notifican dos veces a la semana los contagios entre mayores de 60 años. Además de la monitorización de la incidencia en esta franja de la población, los indicadores de la presión asistencial y la mortalidad son los que marcan la gravedad de la situación epidemiológica.

En el archipiélago , Gran Canaria y Fuerteventura tienen el porcentaje de ocupación covid de camas convencionales en riesgo medio -al igual que la media de Canarias- mientras que la situación de las UCI está en riesgo bajo o situación controlada en todas las islas.

En un acto este lunes en Tenerife, el consejero canario de Sanidad, Blas Trujillo, afirmó que el incremento de contagios no está causando una mayor presión asistencial en los hospitales, según informó Efe. Aunque este crecimiento en el número de infectados genera que todo el sistema asistencial, y en especial la atención primaria, tenga que hacer un esfuerzo añadido para dar respuesta «no se va a tomar ninguna medida especial», añadió.