Borrar
Vea la portada de Canarias7 de este sábado 20 de julio
Texeida ha logrado una plaza en el Centro Ocupacional de Firgas. Cober
Discapacidad

Texeida ya tiene plaza en un centro: «Ha vuelto a ser feliz»

Tres años de espera le ha costado a la joven volver al sistema educativo | La plataforma 'Y ahora ¿qué hacemos?' denuncia que la lista de espera avanza lentamente

Luisa del Rosario

Las Palmas de Gran Canaria

Sábado, 2 de diciembre 2023, 20:29

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Texeida «ha vuelto a ser feliz». Después de tres años de espera por una plaza en un centro ocupacional la ha encontrado tras mudarse de municipio. «Texeida y yo estamos en Firgas viviendo y trabajando y muy contentas porque ha conseguido una plaza», señala su madre, Ruth Santana.

La joven, con una discapacidad intelectual del 77%, salió del sistema educativo al cumplir 21 años, el máximo permitido por la ley para que estos chicos y chicas sigan en aulas enclave o en centros de educación especial. Desde entonces ha estado «en casa» por la falta de plazas en los centros ocupacionales. Se entra en una «lista de espera» de la que no se sabe en qué puesto se está ni cuándo podrás entrar a algún centro. Ruth esperó un tiempo, pero empezó a ver que su hija lo iba pasando cada vez peor. «Integrarse en el sistema educativo le estructuró su vida en torno a una rutina con la que aprendió a desarrollar sus capacidades», decía su madre cuando denunció públicamente su caso. Cansada de tocar puertas y llamar para preguntar cada semana por «la plaza» de Texeida, cogió el móvil y se grabó con su hija denunciando el caso. Texeida no entendía por qué no podía ir «al colegio» y comenzó a dormir mal, a perder el apetito, y a pasar por episodios de ansiedad.

El vídeo hizo que algunas administraciones públicas miraran hacia esta familia de Santa Lucía de Tirajana, pero las soluciones no llegaban.

Noticia relacionada

El pasado curso salieron de los centros educativos especiales o de las aulas enclave de Canarias casi un centenar de chicos y chicas por cumplir 21 años. La mayoría, aunque se ha inscrito en la lista del cabildo de su isla para una plaza ocupacional, no la logra porque los centros están llenos. Estas plazas son «de por vida», es decir, hay que esperar a que una se libere o que alguien renuncie a ella.

En ese camino la madre de Texeida se organizó con otras familias a las que les pasaba lo mismo y crearon la plataforma 'Y ahora ¿qué hacemos?'. «Hoy quería compartir que Texeida ya tiene centro y es muy feliz. Muchas gracias a todos los que han hecho esto posible», dice Ruth Santana.

De momento Texeida está en «el período de adaptación», explica Ruth. Y, de hecho, es lo que más «la enfada» porque quiere estar «más horas». «No le ha costado nada volver. Yo pensé que a lo mejor no iba a encajar tan bien porque no es un colegio sino ya un centro de adultos, pero qué va. Está muy contenta», reconoce la madre.

Además, la joven está de nuevo «ganando autonomía». «El personal del centro es maravilloso», dice Ruth Santana, que sí apunta que Texeida debe aprender a ser menos «afectiva» porque ahora comparte espacio con personas de más edad.

Ruth Santana y su hija Texeida en Firgas, municipio al que se han mudado. Cober

Ruth y Texeida quieren dar «las gracias a todo el mundo», a quienes las han apoyado en este largo camino. «Hemos pasado de la desesperación a la ilusión y la felicidad, pero son situaciones que no tendrían que darse y reflejan lo importante que es que sigamos adelante. Y pese a ello vale la pena todo lo que he pasado por verle la cara a Texeida», afirma.

'Y ahora ¿qué hacemos?', dice Ruth, va a seguir «luchando por todos los chicos y chicas que no tienen plaza». En la plataforma cuatro ya la han entrado en un centro, pero sigue habiendo una veintena a la espera pese a que la mayoría se apuntó a las listas del cabildo al cumplir los 17, cuatro años antes de la edad límite.

El Consejo Escolar de Canarias ya notó el desfase y denunció en un informe sobre equidad e igualdad en febrero de este año queel 70% del alumnado con necesidades especiales «desaparece» del sistema educativo. De ahí que pidieran que se «garantizara al alumnado diverso» la formación. Eso en la actualidad no ocurre. Los y las jóvenes con discapacidad a partir de los 21 años se quedan en un limbo, esperando para poder acceder, según sus capacidades, a un centro ocupacional sin saber cuánto la lograrán porque no hay plazas disponibles.

En Canarias viven 3.213 personas de entre 18 y 34 años con discapacidad intelectual según el Instituto Nacional de Estadística De ellas 1.703 en la provincia de Las Palmas y 1.510 en Tenerife, pero no hay centros suficientes.

El consejero de Educación, Poli Suárez, anunció esta semana en comisión parlamentaria que su equipo estaba trabajando en dos proyectos piloto con los que se busca dar una alternativa a este alumnado dada la falta de plazas ocupacionales. Canarias presenta la segunda mayor tasa de alumnos con alguna discapacidad a partir de los 6 años, 115 por cada 1.000 habitantes, solo superada por Galicia, señaló el consejero, que se ha marcado como «una absoluta prioridad no dejar tirados» a estos chicos y chicas. Una de las vías estará vinculada a la Formación Profesional (FP) adaptada y la otra es un programa de inclusión y desenvolvimiento en la vida adulta.

Pero esto, como el nuevo centro ocupacional que prepara el Cabildo en la capital grancanaria, es «futuro». El presente es que muchas familias siguen sin alternativa y sin un horizonte claro, por eso, abunda Ruth Santana, «la plataforma va a seguir, porque este curso volverán a salir más chicos y chicas de las aulas sin alternativa».

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios