Así afecta el cierre de comedores escolares de verano

14/07/2019

Sin comedores de verano, sin tiempo para promover alternativas viables en todos los municipios y con un problema serio que avanza: la pobreza. Canarias es la región de España con mayor índice de pobreza infantil. Según un informe de Unicef, el 41,6% de los menores la sufre.

En este contexto, garantizar las comidas básicas de los niños y niñas supone un principio por el que deben remar las instituciones públicas. Sin embargo, este año, el cambio de modelo anunciado por la Consejería de Educación, la falta de previsión de algunos de los ayuntamientos o la incapacidad para invertir o gestionar de forma rápida actividades que incluyan estos comedores en verano tienen como víctima a los más inocentes: los menores.

Con dos procesos electorales entre medias y sin haberse celebrado los debates de investidura en los ayuntamientos, la Consejería de Educación del Gobierno de Canarias publicó el pasado 10 de junio en su web la resolución por la que se convocaban ayudas directas a los consistorios que organizaran talleres de verano con comedores para menores de familias con rentas bajas (inferiores a 6.454 euros).

El plazo para pedir la ayuda aspiraba el 14 de ese mismo mes, aunque posteriormente se amplió hasta el día 26. Muchos ayuntamientos se quejan del poco margen con el que han contado. Los plenos de investidura se celebraron el 20 de junio y en los días posteriores ni siquiera estaba claro en muchos de ellos el reparto de áreas. Siga leyendo aquí

  • 1

    ¿Los comercios deberían adelantar a las 18.00 horas el cierre en los días 24 y 31 de diciembre?

    Sí.
    No.
    Ns / Nc.
    Votar Ver Resultados