«Una niña se desmayó ya que su única comida era el desayuno del colegio»

02/07/2019

Un monitor de un colegio de La Orotava narra como la pequeña dependía de los comedores de verano que suprimió Educación.

Después de la decisión de la consejera de Educación en funciones, Soledad Monzón, de cambiar el modelo de comedores de verano por otro de ayudas a los ayuntamientos, trascienden casos como el de una niña de Tenerife que dependía únicamente de esa comida.

Un monitor de los campamentos de verano organizados por la Consejería de Educación ha relatado en COPE Canarias la situación con la que se encontró. Pedro atendía a los menores de edad en un colegio de La Orotava, en la Isla de Tenerife, y comenta que «el primer día se presentó una familia con cuatro menores, tres de ellos sí podían acudir a los cursos lingüísticos, pero la más pequeña solo vino para poder comer algo, el inglés era secundario y un día se me desmayó en clase». Apunta que «ese mismo día fui al Ayuntamiento de La Orotava, y me dijeron que el lunes les diera una bolsa con comida»

“Le dije a una madre que trajese táperes para que pudieran cenar”

«Cuando uno va con ilusión a trabajar y se encuentra con menores que solo hacen una comida en todo el día, se le cae el alma a los pies. Le llegué a decir unas madres que viniesen al colegio con táperes porque pasaban hambre y sobraba comida», aseveró en dicho medio el monitor del colegio de La Orotava.

De momento, a pesar de los reiterados intentos realizados por la redacción de COPE Canarias, la Consejería de Educación del Gobierno de Canarias, no han querido atender a este medio.