Primer respiro tras cuatro días en llamas

    Cargando reproductor ...
14/08/2019

Tras toda una jornada humedeciendo la zona, ayer se daba por estabilizado el fuego de la cumbre y hoy se podría dar por controlado. Todos los vecinos desalojados han vuelto a sus casas y las labores de refresco seguirán hasta el lunes ante la ola de calor.

El corazón de Gran Canaria vivió ayer su primer día de cierta tranquilidad tras cuatro días bajo las llamas y el intenso humo generado por el incendio forestal que ha afectado a una superficie de 1.543 hectáreas entre los municipios de Artenara, Tejeda y Gáldar. Un primer respiro que no quiere decir que el peligro haya desaparecido. «Si todo camina como está previsto, y así creemos que va a ser, será hoy [ayer para el lector] declarado incendio estabilizado y si la noche se mantiene tal y como está previsto, en la mañana del miércoles podría ser declarado como incendio controlado. Eso no significa que esté extinguido y se mantendrán los operativos que han trabajado durante estos días humedeciendo el terreno porque hay una previsión de llegada de una ola de calor a Canarias que afectará lógicamente más a terrenos que han sufrido incendios, como es este caso porque han recalentado el suelo y el subsuelo», anunció poco después del mediodía de ayer en una rueda de prensa Ángel Víctor Torres, presidente del Gobierno de Canarias.

Los rostros serios y preocupados de días anteriores dieron ayer paso a las sonrisas contenidas de los responsables del amplísimo dispositivo de lucha contra el incendio. Algunos de ellos ojerosos y con signos evidentes de cansancio, pero satisfechos por la recompensa al esfuerzo de los últimos días.

«Creo que han sido días muy duros, prácticamente no se ha dormido. No podemos ser absolutamente optimistas en el sentido de que no podemos darlo por extinguido, no lo está. Cabría que pudiese rebotar, es una opción que vamos a intentar evitar por todo los medios», subrayó Torres. Los trece medios aéreos y el más de medio millar de efectivos continuarán controlando, vigilando y humedeciendo tanto la zona afectada por el incendio de la cumbre como el fuego de Cazadores, en Telde.

«Todavía el riesgo de rebrote existe, por eso hay que seguir siendo precavido. Hoy [ayer para el lector] es un día de buenas noticias para Canarias. Se quedarán actuando los mismos medios, están trabajando en dos espacios en el incendio de Cazadores y en el incendio en la zona de la cumbre humedeciendo al máximo el terreno», añadió.

Torres se refirió a la recogida de firmas para solicitar al Estado una base fija de hidroaviones y recordó que es una petición histórica que han hecho formaciones políticas, entre ellas el PSOE. «Esa petición debe ser respondida evidentemente por los cauces que corresponde», dijo.

En cuanto a las viviendas y bienes inmuebles afectados por el fuego, la mayor parte se ubica en el municipio de Tejeda, con alguna en los altos de Gáldar, concretamente en Juncalillo. La cifra exacta se conocerá una vez se hayan revisado todas las poblaciones desalojadas, después de que ayer volvieran todos los vecinos a sus casas. Torres recalcó que la zona sigue siendo peligrosa al estar el suelo y subsuelo recalentados y pidió a los piroturistas que no accedan a la cumbre. «No se ha autorizado el reinicio de excursiones turísticas», añadió.