Urbanismo subvenciona la mudanza a vecinos necesitados de Las Rehoyas

30/01/2019

El Ayuntamiento abrirá una línea de subvenciones para que las familias con menos recursos puedan afrontar los gastos del traslado a las casas nuevas. Un informe determinará la cuantía.

El concejal de Urbanismo del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, Javier Doreste, anunció este martes la apertura de una línea de subvenciones para financiar los gastos que conllevan la mudanza de los vecinos de Las Rehoyas afectados por el plan de reposición que mañana pasa por pleno. Las ayudas se limitarán a las familias con menos recursos y su importe se determinará en función de un informe socioeconómico que elaborarán los técnicos municipales.

Estas subvenciones son la respuesta de la administración al consultorio que se realizó en el barrio para conocer la posición de los vecinos respecto al plan de reposición. Ahí se descubrió que más de un 80% del barrio estaba a favor del cambio, mientras que el resto se oponía. «Al preguntarles las razones de su rechazo, descubrimos que muchos no tenían solvencia económica para costear el traslado», indicó el edil, «por eso decidimos ayudarlos con una subvención para que pongan los contadores o monten la cocina nueva».

Lo que sí tendrán que afrontar los vecinos es su parte para adquirir la nueva vivienda, que es de unos mil euros por familia. Doreste dijo al respecto que esta cantidad se podrá pagar a plazos.

El Ayuntamiento presentó anoche a los vecinos el resultado del cuestionario. Los datos arrojan apoyos desiguales al plan de reposición en función de la zona. Así, el grupo de Martín Cobos (872 viviendas) apoya la reposición en su totalidad; el de Nuestra Señora de La Paz (unas 500) lo respalda al 90%; el del Patronato del Aire (96) también lo quiere; el grupo de las 720 está a favor en un 80% de sus vecinos; y, por último, en el caso de las viviendas más próximas a la Carretera General del Norte, el apoyo cae hasta un 47% aproximadamente.

Los residentes en esta parte del barrio han manifestado su deseo de ser excluidos del plan de reposición ya que sus casas no pertenecen al antiguo patronato Francisco Franco y no presentan carencias de mantenimiento.

Al respecto, el concejal de Urbanismo dijo que «no me preocupa esta situación porque no vamos a empezar por ahí». Así, Doreste tiene previsto iniciar la reposición por Santa Luisa de Marillac y la construcción de un bloque de viviendas en Doctor Chiscano o en el espacio que se quite al parque de Las Rehoyas. «Ya veremos cuando se llegue ahí», sentenció.

El edil entiende que solo un 2% de los residentes se opone a la reposición. Se trata de los 44 propietarios que se negaron a hacer el cuestionario planteado a 2.148 propietarios. En el barrio hay 2.554 viviendas pero una parte de las casas son de propiedad municipal, pertenece a entidades bancarias o no se pudo localizar a sus dueños.

Doreste aseguró que el de Las Rehoyas «ha sido el proceso de participación ciudadana más amplio de cuantos se han hecho en Canarias».