Reposición sí, pero no a todos

09/11/2018

Vecinos de Las Rehoyas reclamaron en la calle la exclusión de unas doscientas viviendas del plan de reposición. El Ayuntamiento ha encargado dos informes, uno técnico y otro jurídico, para conocer si es posible acceder a su petición y cómo puede alterar al cambio de casa de las 2.300 familias restantes.

Vecinos de Las Rehoyas, en especial de la parte del barrio más pegada a la carretera general del Norte, se manifestaron en la tarde de este jueves por las calles del barrio para reclamar su exclusión del proceso de reposición que se ha diseñado para este barrio y que pretende mejorar las condiciones de vida de más de 2.500 familias.

La protesta fue convocada por la asociación Rehoyas Avanza, que nació este verano para recoger la petición de estos vecinos que quieren permanecer al margen del proyecto de renovación urbana por entender que sus casas solo requieren de un remozado de instalaciones y mejoras en materia de accesibilidad, que identifican en la necesidad de instalar ascensores.

Según las estimaciones de este colectivo, son alrededor de doscientas casas -el número de propietarios será algo menor porque hay algunos que tienen varios pisos- las que tendrían que mantenerse al margen del plan de reposición. Sin embargo, su portavoz, Marcos Hurtado, entiende que este número podría incrementarse porque hay familias de otras zonas del barrio que también son partidarias de mantener sus pisos porque no se encuentran en tan malas condiciones de habitabilidad como la mayoría de este parque de viviendas.

«La reposición hace falta ya», comenta el representante de Rehoyas Avanza, «pero siempre teniendo en cuenta que cada propietario debe tomar su decisión». El colectivo al que da voz asegura que «nosotros no queremos que nos derriben las casas». Y tampoco consideran acertado que el proceso de reposición se haga a costa de una parte del parque de Las Rehoyas, justo donde está un campo de fútbol y el aparcamiento, donde está prevista la construcción de un edificio de 146 viviendas, que es con el que se iniciaría todo el proceso.

La asociación Rehoyas Avanza se queja también de la falta de información que sufren desde el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria en relación a su petición de exclusión del plan de reposición.

Dos informes

Por su parte, el concejal de Urbanismo, Javier Doreste, aseguró que se está a la espera de recibir los informes jurídico y técnico que el grupo de gobierno ha encargado para determinar si es posible la exclusión del proceso de renovación urbano y cómo, en caso afirmativo, podría afectar al desarrollo del proyecto.

«Hay que estudiar cómo afecta al resto del barrio si estos vecinos se quedan o no», detalló el edil, «será el cuestionario el que determine qué gente quiere incorporarse al proceso de reposición y quiénes no».

El edil aclaró que en torno a diciembre estarán culminados tanto el cuestionario como los diferentes informes y será entonces cuando el Ayuntamiento tenga una respuesta definitiva para estos vecinos.

«Lo que más nos preocupa es el impacto que desde el punto de vista técnico pueda tener su exclusión del plan de reposición porque si no podemos contar con estas parcelas, habrá que trasladar a los vecinos a otros lados y esto puede complicar todo el proceso», aclaró el concejal de Urbanismo.

Lo que sí dejó claro es que el dinero que está consignado en el plan de reposición no puede ser empleado para financiar la instalación de ascensores en los edificios que sigan en pie. «No se puede hacer, la ley es la ley», dijo.

  • 1

    ¿Le parece oportuno que la Armada exhiba las mayores maniobras del año en la playa de Las Canteras?

    Sí.
    No.
    Ns / Nc.
    Votar Ver Resultados