«Es una campaña para ejecutar al taxi»

05/10/2018

Un centenar de taxistas se concentró a las puertas de las oficinas municipales para denunciar el maltrato al que, en su opinión, somete el Ayuntamiento al sector, «arrinconándolo» en las políticas de movilidad

El portavoz de la Asociación pro Derechos del Taxista Autónomo de Canarias (Asprotac), Gorky Bethencourt, denunció ayer, en nombre del centenar de taxistas que se concentró a las puertas de las oficinas municipales, la existencia de una campaña dirigida a exterminar a esta parte del servicio público de transporte. «El alcalde Augusto Hidalgo ha iniciado una campaña para ejecutar al taxi y su brazo ejecutor es Nueva Canarias, que representa al progrerío, a los ecoguays y a los de las bicis felices», denunciaba megáfono en ristre, «solo coincidimos con ellos en que queremos una ciudad limpia, pero limpia de sus políticas exterminadoras y estalinistas».

El tono demostraba el malestar que una parte del sector del taxi (la que representan las asociaciones Asprotac, Atlatc, Teletaxi, Eurotaxi, Servitaxi, La Tornera y uno de los dos colectivos de asalariados) mantiene respecto a las decisiones municipales que afectan al sector.

«El alcalde peatonaliza calles y elimina paradas, baja el precio de la guagua y sube el del taxi», denunció Bethencourt, «todo esto son medidas disuasorias del uso del taxi por parte de Augusto Hidalgo, que viaja en un coche oficial de 50.000 euros».

Los taxistas reclaman que la política de movilidad se explique, en lo que les afecta, en el marco de la Mesa Municipal del Taxi. En este sentido, la implantación de la MetroGuagua y los cambios que conlleva, la política de peatonalización o la tarifa única para todo el municipio deberían discutirse en este ámbito. De momento, ya hay prevista una reunión con el Ayuntamiento para el próximo día 10.

Los taxistas rechazaron el argumento de que la cercanía electoral les haya espoleado en sus reivindicaciones. «Son ellos los que nos han traído a la precampaña», respondió el portavoz de Asprotac, «van a ver la estallada en las urnas, vamos a gastarnos el dinero en los churros que al tripartito le ha costado 8.000 euros para celebrar que en mayo dejan de gobernar la ciudad».

Cebados con el taxi

Por su lado, el portavoz del Partido Popular en Las Palmas de Gran Canaria, Ángel Sabroso, solicitó al tripartito municipal (PSOE, Podemos y Nueva Canarias) «que deje en paz» al sector del taxi en los ocho meses que quedan de mandato y que «evite poner nuevos palos en la ruedas al desarrollo de un servicio público esencial para la ciudad».

«Llevamos un mandato para olvidar en materia de movilidad», afirmó Sabroso, «PSOE, Podemos y Nueva Canarias se han cebado especialmente con los profesional del taxi de la capital, generando una incertidumbre que ha originado permanentes manifestaciones del sector».

El edil recuerda que Hidalgo «intentó imponer los días libres al sector; no contó con él para la implantación de la Metroguagua, a pesar de las afecciones que tiene sobre este medio de transporte; le vetó el acceso a los grandes eventos para recoger clientes; impulsó una subida tarifaria que ha parado la Comisión de Precios de Canarias; y le ha prohibido al taxi que circulen por la calle Galicia, incumpliendo sus propias promesas».