El Gobierno frena la tarifa única del taxi

15/09/2018

La Comisión de Precios de Canarias ha suspendido la tramitación de la tarifa única del taxi que impulsó el Ayuntamiento por considerar que los cambios en la bajada de bandera y el aumento de precio en el resto de conceptos no están justificados. El Ayuntamiento trabaja ya en la respuesta para poder igualar los precios en todos los barrios del término municipal capitalino.

La Comisión de Precios de Canarias, el órgano dependiente de la consejería de Economía que tiene encomendada la función de asesorar al Gobierno autonómico en materia de precios intervenidos, ha presentado reparos al cuadro tarifario impulsado por el Ayuntamiento para aplicar la tarifa única del taxi en todo el término municipal. Hay que recordar que la actualización de precios que conllevaba equiparar el servicio en todo el municipio -ahora los vecinos del extrarradio pagan más por el taxi- suponía un aumento medio del 13% de las tarifas.

Los reparos que presenta la Comisión de Precios de Canarias suspenden la tramitación de los precios porque consideran que deben ser aclarados algunos conceptos. Así, se pide al Ayuntamiento que la bajada de bandera cubra con su precio los primeros 1.032 metros, en vez de los 500 metros que propone el gobierno municipal y que se considera injustificado.

Además, se requiere al tripartito que acredite las circunstancias que expliquen el aumento de los precios en el kilómetro recorrido (entre un 11% y un 19%), la hora de espera en horario nocturno (un 9%), los festivos (aumenta en tres horas la aplicación del suplemento), los bultos (14%) y las llamadas a radio-taxi (20%).

La aplicación de la tarifa única iba a beneficiar a unos 31.000 vecinos que hasta ahora tienen que pagar un sobrecoste de seis euros por desplazamiento (ida y vuelta) en el término municipal capitalino. A cambio, se subirá la tarifa general, lo que acabará repercutiendo de modo especial en la parte baja de la ciudad, donde se realiza la mayor parte de los servicios.

El concejal de Movilidad, José Eduardo Ramírez, aseguró ayer que el Ayuntamiento ya trabaja en la respuesta a la Comisión de Precios y que no renuncia a la tarifa única del taxi. Pero reconoció que este hecho va a retrasar la aplicación de la medida.

Por su parte, el portavoz municipal del PP, Ángel Sabroso, recordó que ya habían advertido de que el expediente de la tarifa única era «una chapuza» y aseguró que, «por encima de eso, hay un maltrato constante del tripartito al taxi de la ciudad», con decisiones erráticas como la de los días libres o la prohibición de paso por los tramos que a partir de 2021 ocupará la MetroGuagua.

Desde Ciudadanos, la edil Beatriz Correas reclamó al tripartito que «se siente a hablar con los taxistas y que haga cumplir la ordenanza municipal eliminando las licencias que no son legales, para luego negociar los días libres y la tarifa única». En su opinión, lo que tendría que hacer ahora el Ayuntamiento es retirar el cuadro tarifario propuesto. «El tripartito quiere cargarse al sector del taxi y para eso perjudica a todos los ciudadanos», señaló.

Para Ángeles Batista, de Unidos por Gran Canaria, la tarifa única «no resulta rentable» por las «graves retenciones de tráfico».

Los colectivos de taxistas que se opusieron a la aplicación de la tarifa única aprovecharon la oportunidad para reclamar al grupo municipal de gobierno que retrotraiga la propuesta al principio de la negociación con todas las asociaciones que integran el sector.

«Es un varapalo tremendo», aseguró el portavoz de la Asociación pro Derechos del Taxista Autónomo de Canarias (Asprotac), Gorky Bethencourt, «deberían volver a negociar con todas las fuerzas respecto a todos los conceptos». En su opinión, el único interés que ha movido al grupo de gobierno en este asunto es «el electoral».

Por su lado, el presidente de la asociación de titulares de licencias de autotaxi de Canarias (Atlatc), Antonio León, también pidió volver a negociar y amenazó con emprender nuevas movilizaciones en caso de que no sea así.

El Gobierno frena la tarifa única del taxi

El concejal de Movilidad, José Eduardo Ramírez, rechazó este viernes la petición hecha por todos los colectivos de taxistas para que se les permita el paso por la calle Galicia hasta que se ponga en marcha la MetroGuagua. El edil justificó su negativa en el hecho de que la circulación de taxis por la calle Galicia afectaría a las pruebas de los semáforos inteligentes que se van a instalar y probar en este tramo antes de la puesta en marcha de la MetroGuagua. «Las guaguas tienen una frecuencia de paso de cinco o seis minutos en esta zona», explicó el edil, que entiende que si los taxis pasaran continuamente terminarían por colapsar el tráfico de la zona con la prioridad semafórica que se va a instalar en la zona.

Ramírez adelantó que se va a situar una parada de taxis en la calle Barcelona para facilitar la llegada de los clientes del Mercado Central.