El Ayuntamiento dejó de invertir casi 58 millones de euros en 2018

19/07/2019

De los 87,44 millones de euros que el Consistorio consignó, el gasto presupuestario fue de 29,54 millones, un 33,79% de ejecución. El alcalde explica que se invierte más en términos absolutos pero acusa a la nueva ley de contratos de la ralentización de los procedimientos de adjudicación

El capítulo seis del presupuesto de gastos es la bolsa que el Ayuntamiento utiliza para crear equipamientos e infraestructuras o para adquirir bienes inventariables que son necesarios para el funcionamiento correcto de los servicios. En 2018, el Consistorio consignó en esta partida 87,44 millones de euros, pero al acabar el ejercicio solo se gastó 29,54 millones de euros.

Esto representa un 33,79% de las inversiones reales, lo que supone el porcentaje más bajo de los últimos años: en 2014 fue de un 77%; en 2015, de un 54,6%; en 2016, de un 56,8%; y en 2017, de un 42,6%.

Significa esto que dos de cada tres euros consignados como inversiones en las cuentas de 2018 se dejaron sin utilizar. En total, el dinero que quedó sin emplear del capítulo de inversiones reales fue de 57,9 millones de euros.

Sin embargo, el alcalde, Augusto Hidalgo, aseguró que este descenso se explica por el incremento del presupuesto. «Aunque gastamos más que en el año anterior, aparece como un descenso porque teníamos más dinero previsto», expuso.

El presupuesto inicial del capítulo seis de gastos se dibujó con 56,28 millones de euros, pero luego se modificó para añadirle otros 31,17 millones de euros, básicamente dinero procedente de otras instituciones. Con ello, la partida definitiva se quedó en el total antes mencionado de los 87,44 millones. Finalmente, el gasto se quedó en 29,54 millones de euros, de los que se saldaron 23,36 y quedaron por pagar algo más de 6,18 millones de euros.

El regidor atribuye el bajo nivel de materialización de las inversiones a la entrada en vigor de la ley de contratos, «que provocó una ralentización importante» de los procedimientos de contratación, después de que la sociedad municipal de urbanismo viera anulada su capacidad de adjudicar proyectos. «Nos encontramos con una inversión mayor que antes y sin capacidad para licitar», resumió Hidalgo.

Inversión por habitante

En términos absolutos, la materialización de inversiones creció con respecto al año anterior ya que se pasó de 19,96 millones de euros a los referidos 29,54 millones, es decir, 9,6 millones de euros más.

Esto supone un aumento del nivel de inversión por habitante de casi un 66% respecto a 2017. Así, pasó de 66,07 euros hace dos años a 109,35 euros en 2018. Algo similar ocurre con el esfuerzo inversor. El hecho de que en 2018 aumentaran los gastos totales en el capítulo de inversiones y que la tramitación de los pagos fuera inferior al de 2017 hizo que el indicador se disparara hasta un 13%. Esto significa que en 2018, de cada cien euros destinados a los diferentes pagos que afrontó la administración, trece se usaron para costear la compra de infraestructuras o la instalación de equipamientos. Por comparación, en 2017, este peso fue de un 8%.

Sin embargo, la reducción de la tramitación de pagos tiene una cara negativa: el descenso del gasto municipal por habitante. Si en 2017 alcanzó un total de 851,37 euros, en 2018 esta cifra bajó hasta los 814,16 euros, esto es, un 4,4% menos.

En general, el presupuesto de gastos se quedó en el 72,69% de los créditos definitivos, el nivel más bajo de los últimos años. El presupuesto de 2014 se cerró con un nivel de ejecución del 93,88%; el 2015, con un 88,81%; el 2016, con un 85,5% y, por último, el 2017 con un 82,24%. Sin embargo, Hidalgo aclaró que ahora se gasta más por lo que si no se tuvieran en cuenta estos incrementos, el porcentaje sería similar al de mandatos anteriores.

  • 1

    ¿Le parece que el muelle de Sanapú, junto al acuario de Las Palmas de Gran Canaria, es el mejor sitio para instalar un astillero de yates de lujo?

    Sí.
    No.
    Ns / Nc.
    Votar Ver Resultados