Cuentas históricas que no bajan impuestos

11/01/2019

El tripartito que gobierna la capital presentó sus últimos presupuestos del mandato, unas cuentas que son las más altas con las que ha contado la ciudad con casi 500 millones de ingresos y 473 millones de gasto. Se mantienen los impuestos y aumentan los gastos sociales y en viviendas.

El alcalde de la ciudad, Augusto Hidalgo, presentó ayer los presupuestos de la capital grancanaria para 2019. Se trata de unas cuentas históricas por la magnitud de los ingresos (499,8 millones de euros y un aumento del 6,3%) y los gastos (472,6 millones de euros y un incremento del 8,6%). Nunca antes el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria había manejado unas cifras estas dimensiones. De hecho, a excepción del año que acaba de finalizar, hay que remontarse a las cuentas de 2008 para encontrar un nivel consolidado de ingresos y gastos que supere los cuatrocientos millones de euros.

El buen momento económico tiene, por tanto, su reflejo en los presupuestos municipales, pero el regidor socialista descartó que se vaya a producir una rebaja de los impuestos. La presión fiscal se mantiene pese a que los impuestos directos registran un incremento de recaudación de 5,7 millones de euros, que el alcalde atribuye «a la mejora económica, no a un aumento de los impuestos».

Hidalgo hizo referencia a una «rebaja (impositiva) inducida» por la disminución de las transferencias del Gobierno de Canarias en concepto de IGIC, que hará bajar la recaudación de los impuestos indirectos de 70,38 millones de euros a 63,65 millones de euros (-9,6%); y también por la caída de las tasas que pagan los ciudadanos (de 32,55 millones de euros a 27,7 millones de euros y una disminución porcentual de casi quince puntos), algo que el regidor atribuyó a la rebaja de las tasas de la zona azul y verde recién aprobada, así como al hecho de que se haya reducido el número de multas en las áreas de estacionamiento regulado como consecuencia de que ha subido del 95% al 98% el porcentaje de usuarios que paga el tique.

El capítulo que más sube en materia de ingresos es el de transferencias corrientes, esto es, el dinero que llega de otras administraciones, hasta el punto de convertirse en la principal fuente de recursos económicos del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria con 142,17 millones de euros. Se trata de una situación poco frecuente, aunque no excepcional, que ya se vivió en el ejercicio de 2016.

También aumentan las transferencias de capital. Se trata de los ingresos que realizan otras administraciones para acometer inversiones y hacer obras. En este caso, se pasa de 30,36 millones de euros a unos 33,06 millones de euros, lo que implica una subida del 8,9%.

Esto explica que áreas como Vivienda incrementen subidas tan importantes en 2019. Augusto Hidalgo hizo mención al hecho de que los convenios de renovación urbana de Las Rehoyas y Tamaraceite, así como las rehabilitaciones de conjuntos como los de Tres Palmas o la Vega de San José recibirán un gran impulso a lo largo del presente año. Para esta partida se prevén nueve millones de euros más que en el año que acaba de extinguirse.

Más inversiones

En materia de gastos, el alcalde de la ciudad destacó el incremento de las partidas de inversiones, esto es, los capítulos VI (Inversiones reales) y VII (Transferencias de capital) hasta alcanzar los 82,9 millones de euros. Esto representa unos once millones de euros más que en 2018 y un aumento porcentual del 15%. Se trata también de una cifra récord, si bien hay que aclarar que las inversiones reales bajan casi dos millones de euros -descenso atribuible al esfuerzo urbanístico. Sin embargo, desde el Ayuntamiento se explicó que las cifras de 2018 están condicionadas por el alto nivel de inversión (se incrementó un 150% respecto al año anterior) por la llegada de los fondos del Fdcan, la estrategia DUSI, el plan de vivienda, el plan de cooperación con el Cabildo de Gran Canaria y los fondos de la MetroGuagua.

Esta reducción de las inversiones reales (-3,5%) se ve compensada, en todo caso, por el crecimiento que experimentan las transferencias de capital como consecuencia de la firma de los convenios en materia de vivienda.

También el área de Cohesión Social crece un 10% y alcanza los 31 millones de euros «para que ningún ciudadano con necesidades se quede sin recibir ayuda por parte de este Ayuntamiento».

Y en Limpieza se registra un incremento del 10% hasta alcanzar los 50,61 millones de euros debido a la intención del Ayuntamiento de mejorar los contratos de servicios y la adquisición de maquinaria para que la limpieza «llegue hasta el último rincón de la ciudad».

El alcalde justificó el retraso en la aprobación de los presupuestos por el hecho de que hubo que incorporar la subida salarial de los empleados públicos.

Sin embargo, desde la oposición se criticó que no se haya aprobado las cuentas en tiempo y forma, así como que no se haya dado a conocer la ejecución presupuestaria de 2018. «Son los últimos presupuestos de un tripartito desnortado, incapaz de ejecutar el presupuesto social y que saca pecho de no deber nada a los bancos cuando la ciudad está más sucia y peor cuidada que nunca», denunció el portavoz del Partido Popular, Ángel Sabroso, quien prometió una bajada de impuestos «a partir de 2020» si gana las elecciones. En su opinión, «a pesar de tener más dinero que nunca, el tripartito presume de incrementar el presupuesto a base de una presión fiscal alta, pagando más de IBI que nunca y sin rebaja fiscal».

Desde Ciudadanos, Beatriz Correas, y desde Unidos por Gran Canaria, Ángeles Batista, también criticaron que las cuentas se presentaran sin pasar por la comisión económica-financiera o por el Consejo Social de la Ciudad.

  • 1

    ¿Está a favor de que se celebren conciertos sobre la arena de la playa de Las Canteras?

    Sí.
    No.
    Ns / Nc
    Votar Ver Resultados