El cese del jefe de la Policía Local se materializó sin darle audiencia

15/11/2019

El alcalde de la ciudad, Augusto Hidalgo, aclara que la medida se puede adoptar con un informe justificativo, como el que emitió el concejal de Seguridad, Josué Íñiguez. «Hemos cumplido con la estricta legalidad», señaló el regidor de Las Palmas de Gran Canaria

El grupo de gobierno del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria no concedió audiencia al comisario principal de la Policía Local, Carlos Saavedra Brichis, para que pudiera defenderse de las acusaciones emitidas por el concejal de Seguridad, Josué Íñiguez, en el informe que se utilizó como base para ejecutar su remoción del cargo de jefe del cuerpo.

«No es ninguna acusación», aseguró ayer el alcalde de la ciudad, Augusto Hidalgo, en relación a los motivos por los que se interesó el cambio en la jefatura de la Policía Local. «Es un cambio de dirección de un puesto que precisaba de confianza», explicó el regidor socialista, «hemos cumplido con la estricta legalidad y cada uno puede defender su posición en los tribunales».

El alcalde insistió en que solo se necesita una justificación porque se trata de «una pérdida de confianza argumentada» y aseguró que «en bomberos hemos tenido tres cambios de dirección y han sido dentro de la legalidad».

Sin embargo, fuentes jurídicas consultadas por este periódico consideran que hay que dar un plazo de diez días hábiles para que el interesado formule las alegaciones necesarias y aporte los documentos correspondientes, ya que si no se podría estar generando una supuesta indefensión.

El informe que se ha utilizado como justificante de la destitución de Saavedra Brichis es el que emitió el concejal de Seguridad y Emergencias, Josué Íñiguez, el pasado 8 de noviembre. En él, tal y como adelantó en exclusiva CANARIAS7, se detecta una «manifiesta deslealtad» por parte del exjefe del cuerpo, además de esgrimir supuestas amenazas y desobediencia.

Pese a los hechos que se relatan en el expediente armado por el Ayuntamiento y que se vienen produciendo desde hace meses, el grupo de gobierno nunca expedientó al funcionario. Al respecto, el alcalde de la ciudad aseguró que «no es preciso abrir expediente a un director que depende de la confianza para que cese en la responsabilidad». En opinión de Hidalgo, «sería llamativo que se abriera expediente, si pierde la confianza puede ser cesado».

«Sospechoso». El concejal de Coalición Canaria-Unidos por Gran Canaria, David Suárez, se sumó ayer a las críticas vertidas por la gestión de la Policía Local por parte del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria. «Con este gobierno de continuidad del mandato pasado, no entendemos cómo puede ser que si existía esta situación no se expedientase y cesase al jefe de la Policía Local», aseguró el edil.

En su opinión, el problema va más allá de estos supuestos incumplimientos de órdenes y apunta que el detonante de esta situación hay que buscarlo en los informes negativos. «Resulta sospechoso que se le cese tras informar desfavorablemente la carrera de este sábado por la carencia de policías locales», indicó, «entendemos que el alcalde no quiera repetir lo sucedido en la cabalgata de carnaval o que se cancele el evento como sucedió con la carrera contra el cáncer de mama, el pasado 27 de octubre».

Una de las causas que se cita en el informe con el que se justifica el cese del jefe de la Policía Local es precisamente el informe negativo de la cabalgata de carnaval. En dicha denuncia, el jefe del cuerpo advertía del «riesgo que supone para los objetivos del plan de prevención y protección antiterrorista del Ministerio del Interior y, como consecuencia, para la seguridad de los ciudadanos» el hecho de no contar con suficientes policías y que se recurriera, para compensarlo, a seguridad privada.

  • 1

    ¿Los desvíos de tráfico por El Sebadal y el Acuario acabarán con los atascos en la salida del Puerto de La Luz?

    Sí.
    No.
    Ns / Nc.
    Votar Ver Resultados