La Oliva tacha de excesivo el cierre definitivo de la vía de las dunas

26/07/2018

El grupo de gobierno municipal defiende los valores naturales del Parque Natural de Corralejo, pero aboga por mantener la carretera FV-2 abierta al tráfico de vehículos, con limitaciones

ETIQUETAS:

El Parque Natural de las Dunas de Corralejo es uno de los grandes valores naturales del municipio de La Oliva y como tal debe protegerse, «pero al mismo tiempo facilitar su conocimiento y disfrute, pues esa es la razón de ser de cualquier espacio protegido». De ahí que el grupo de gobierno de La Oliva considera que cerrar completamente la llamada carretera de las dunas resulta «excesivo», aunque sí está a favor de adoptar medidas como controlar el número de vehículos o reducir la velocidad.

El Cabildo de Fuerteventura debe prohibir el tráfico, como parte de los condicionantes de la declaración de impacto ambiental de la autovía Corralejo-La Caldereta. En aras de evitar esta medida, la Consejería de Obras Públicas y Carreteras propone cerrarla provisionalmente para hacer un estudio técnico, que además se hace coincidir con un rodaje internacional que va a dejar unos 20 millones de euros en la isla y que estaba previsto para otras fechas. «Nos parece razonable cerrar la carretera durante un período corto de tiempo para hacer este estudio de impacto, si esa es la única manera de evitar el cierre definitivo de los accesos al parque natural», confirma el equipo de gobierno de La Oliva.

Detractores y defensores. El anuncio del cierre de la carretera de las dunas, sea provisional durante un mes y medio para realizar el estudio de impacto, sea definitivo tras la puesta en funcionamiento total de la autovía entre Corralejo y La Caldereta, ha levantado ampollas entre detractores y defensores en las redes sociales. Entre los contrarios a la prohibición de circulación de vehículos se encuentra el colectivo de deportistas náuticos que a diario se acercan a las Grandes Playas a practicar el surf, kitesurf o windsurf.

El cierre provisional se realizará desde mediados de agosto hasta principios de octubre de este año, según las primeras valoraciones del Cabildo La interrupción del tráfico afectará al tramo entre dos rotondas: la de acceso a los hoteles Tres Islas y Oliva Beach y la de Parque Holandés, no afectando a núcleos de población, según destaca la consejera de Obras Públicas, Edilia Pérez.