El BIC toca al Patrimonio industrial

06/07/2018

La propuesta de ampliación del antiguo Puerto de Cabras incluye hornos de cal, salinas, molinas y otros ejemplos industriales. Torres también aumenta de 75 a 140 los inmuebles afectados.

catalina garcía / Puerto del rosario

Todos los hornos de cal, la molina y el depósito de aguas de La Charca, una casa rural con sus gavias y su era en Fabelo, tres puentes del siglo XIX y las antiguas salinas de El Charco son ejemplo del Patrimonio industrial que se incluyen en la propuesta de ampliación del Bien de Interés Cultural (BIC) del antiguo Puerto de Cabras. Carmelo Torres, doctor en Historia e impulsor de la iniciativa, amplía las iniciales 75 viviendas particulares susceptibles de protección a 140 inmuebles e infraestructuras.

Esta ampliación del ámbito de protección de la propuesta de BIC la justifica Torres en la solicitud de mejora estimada por los técnicos del Cabildo de Fuerteventura sobre el documento original. «Ahora se habla de proteger entorno a 140 inmuebles y estructuras, entrando algunas por expresa petición del técnico de patrimonio histórico Nacho Hernández, caso de los restos de las salinas de El Viejo, que aún mantienen parte de su estructura entre la central eléctrica y la desaladoara del CAAF de El Charco».

Islote de protección

Las 75 viviendas de la propuesta inicial siguen siendo el centro de la propuesta de preservación, más otras de las calles de La Cruz, Virgen del Rosario, Primero de Mayo, San Roque, Secundino Alonso, León y Castillo, Fernández Castañeyra, etc. Además añade una protección de máximos donde entrarían todos los hornos de cal de la capital y de su entorno, así como el viejo cementerio, la molina y el depósito de aguas de La Charca, una casa rural con sus gavias y su era de la zona del Fabelo, así como los tres puentes que se conservan del tránsito del siglo XIX al XX y que ponían en contacto la capital con el resto del territorio majorero. Carmelo Torres explica que, a pesar de encontrarse fuera del perímetro de BIC, se usará la figura de «islotes de protección, que permite sumar bienes a la propuesta de un conjunto histórico».

La ampliación de la iniciativa también mete a la casa-museo de Miguel de Unamuno, el edificio de la Casa Palacio Insular, la actual Dirección Insular de la Administración General del Estado, la iglesia de la Virgen del Rosario, etc. Además, incluye espacios que permitirán «articular el BIC y preservarlo», como por ejemplo la antigua plaza de España «que es hoy cafetería Tinguaro, que debería ser un mirador hacia la bahía y no un obstáculo»; otro es el espacio existente entre las casas de la Cornisa y la avenida marítima «que debería permanecer sin construir, pero sí embellecerse para potenciar y realzar el conjunto como atractivo para turistas y vecinos».

Silencio negativo

Torres lamenta que, transcurridos más de tres meses desde el registro de entrada del documento inicial que debía dar paso a la declaración de BIC del viejo Puerto de Cabras y que solo afectaba a 785 viviendas particulares, tanto el Cabildo de Fuerteventura como el Ayuntamiento de Puerto del Rosario mantiene silencio.

A pesar de este silencio negativo, el defensor de Puerto de Cabras remitirá su iniciativa de protección al Gobierno de Canarias con la esperanza de que se hagan eco y se decidan por iniciar la protección. El doctor en Historia reconoce que la solicitud ante el Ejecutivo autónomo parte coja por no contar con la contestación de la primera institución majorera, pero que aún así continuará adelante. «Es la tónica general de nuestro políticos que prefieren terminar con la historia por la recaudación de un puñado de licencias «.

  • 1

    ¿Debe sancionar el Gobierno a la compañía Ryanair por no haber aplicado desde el lunes el descuento del 75% a los residentes canarios en sus billetes?

    Sí.
    No.
    Ns / Nc.
    Votar Ver Resultados